El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) difundió un video donde ha personificado a un dinosaurio para enviar un mensaje sobre las consecuencias del cambio climático y el riesgo de desaparición de las especies a causa de la actividad humana.

“No elijan la extinción”, así se refiere del prehistórico reptil, recreado en el material audiovisual.

El animal irrumpe en la sala de la Asamblea General de la ONU. Para posteriormente, tomar el micrófono y dirigirse a los líderes mundiales para instarlos a abandonar las subvenciones a los combustibles fósiles.

“Extinguirse no es nada bueno y provocar tu propia extinción es lo más ridículo que he escuchado”, manifiesta el dinosaurio, con voz  en español perteneciente a la actriz mexicana Eiza González.

La directora de comunicaciones del PNUD, Anjali Kwatra, explicó en una presentación que la campaña busca enviar al público un “mensaje de esperanza”.

“Hay una crisis, tenemos que actuar y tenemos las soluciones, sabemos qué hacer y podemos hacerlo”, precisó Kwatra.

También puede interesarte Halloween, sé el alma de la fiesta con estas recetas

El PNUD pretende hablar del cambio climático con los responsables políticos, tras recopilar opiniones, esperanzas, miedos y soluciones de muchas personas a través de encuestas disponibles en una plataforma de inteligencia colectiva, llamada Global Mindpool.

Todo esto tiene el fin de hacer más comprensible el tema, especialmente para los menores de edad, las palabras y los conceptos difíciles sobre el cambio climático y explicarlo en lenguaje cotidiano, la agencia de la ONU ha lanzado un sitio web y una herramienta llamada Saurus Rex, que forma parte de la campaña y está disponible para descargas.

“Al menos nosotros tuvimos un asteroide”, comenta el dinosaurio, que fue bautizado Frankie, haciendo referencia a la causal de la extinción múltiple que ocurrió hace aproximadamente 66 millones de años.

Así, el prehistórico animal invita a los representantes de las naciones miembros de la Asamblea General a “dejar de buscar excusas y comenzar a hacer cambios” para evitar una repetición del desastre que afecte, entre otras, a la especie humana.