Desde el jueves pasado, la entrada a Presidencia Municipal es controlada a través de un filtro y con ello se garantiza el cumplimiento a lo dispuesto por las autoridades de Salud, aunado a que también se contribuye al ámbito de seguridad pues se tendrá referencia de ingresos y salidas.

Detalló el Ayuntamiento que el personal deberá identificarse con su credencial para ingresar en tanto que la ciudadanía deberá cumplir con un registro e indicar a que área o áreas acudirá para la realización de trámites o solicitud de servicios.

Se anticipó que está acción de control será complementada con el reforzamiento de cámaras de videovigilancia en el acceso a presidencia y arcos detectores de metales.

Cabe resaltar que antes de la instauración de este filtro, el ámbito de ingresos era atendido por personal de la Secretaría de Seguridad Ciudadana y la oficialía de partes; sin embargo, ahora con el tema de la pandemia y la “nueva normalidad”, se hace necesaria la modificación de protocolos, en los que por supuesto la seguridad también está incluida.

Se pidió el apoyo de la población para colaborar con esta nueva mecánica de ingreso, que aplicará de manera general a funcionarios y cualquier persona que busque ingresar a palacio municipal, sin el objetivo de generar incomodidad a los visitantes, sino propiciar su propia seguridad.

En el filtro de acceso también se orientará a la población sobre la ubicación de áreas y de esta manera sea más fácil llegar a ellas.

Además de mantener las medidas sanitarias, desde el inicio de esta administración, como son la toma de temperatura, arco sanitizante y colocación de gel con base de alcohol.

El presidente Jorge Márquez Alvarado ha manifestado su total compromiso en fortalecer todas aquellas acciones que coadyuven a mantener el control y prevenir el riesgo de contagio en este momento crítico de expansión de la cepa delta por el mundo.

En el ámbito de seguridad, también se da un paso importante pues todo edificio público debe contar un registro de quienes ingresan