Fuero, obstáculo de la justicia

El pasado miércoles, la Cámara de Diputados aprobó desaforar a los disque diputados federales Saúl Huerta (por abusar de un menor) y a Mauricio Toledo (por tener una riqueza inexplicable, es decir, corrupción).

Sin embargo, debemos decir las cosas como son, la Comisiones de la Cámara de Diputados y la Comisión Permanente tardaron mucho, pero mucho, para desaforar a estos seudo servidores públicos.

Qué tanto tardaron, que Mauricio Toledo está en Chile, según él, por compromisos previamente adquiridos – quizá fue a comprar un viñedo; es por ello, que el fuero y el procedimiento establecido en la norma está diseñado para fallar.

Pocas veces, la Cámara de Diputados funciona como jurado para analizar y votar estos casos; es aquí donde si cobra sentido lo que dice el Presidente, el fuero es un privilegio.

También es cierto, para un Gobierno como el actual y los pasados, las Fiscalías sí funcionan como herramientas perfectas para perseguir a servidores públicos no afines a los intereses de alguien.

El fuero ha servido para que esto no pase y los servidores públicos dediquen más su tiempo a trabajar que ha defenderse; aquí está el problema cuando los senadores y diputados ocupan mecanismos legales para hacer una simple presión mediática de algún tema.

Como ejemplo de ello, lo que ha pasado con el Gobernador Cabeza de Vaca que hasta el Senador Monreal planteó desaparecer los poderes en Tamaulipas; claro, existe un mecanismo legal para hacerlo, pero todos sabíamos que eso no iba a suceder.

Es aquí donde, los mismos legisladores, han prostituido los mecanismos legales para hacer valer los derechos; eso ridiculiza la función de los legisladores y hace ineficientes los procesos legales de nuestro estado de derecho.

El fuero sí debe desaparecer, pero al mismo tiempo, se deben privilegiar y respaldar los derechos de presunción de inocencia y debido proceso que establece nuestra Constitución; porque de no ser así, se inundarían las fiscalías con las carpetas de investigación en todas las Fiscalías; hecho que, desembocará en un ambiente de impunidad y farsa de la procuración de justicia.

La procuración de justicia es algo que han violado y burlado este y los otros Gobiernos; tan es así, que basta leer la carta de la Sra. Rosario Robles, un claro ejemplo de venganza y de violaciones a la presunción de inocencia y del debido proceso.

El fuero es un tema que no debe estar afuera de la próxima legislatura; de la misma forma y algo sumamente importante a modificar, es que no puede existir votos de abstención, o estás o no a favor de algo.

Esto lo digo, porque en las votaciones para desaforar a Toledo quedó claro cómo están las verdaderas alianzas; no las que pretenden vender en otros foros; en la votación se ve la verdad de qué lado está cada partido de sus principios, de su agenda y de la justicia.

Si algún reto que han tenido todas las legislaturas es generar credibilidad y eficiencia del trabajo legislativo de las y los diputados; es uno de los trabajos que más critica la ciudadanía; es la profesión que, para muchos, menos beneficios da para la gente ante sus verdaderas necesidades.

Es por ello, que el verdadero está ahí, si en el Congreso existieran personas y lo digo como es “personas”, habría vacunas, habría medicamentos para los niños con cáncer, habría un plan de recuperación económica, habría una repartición prioritaria de los recursos y muchas otras cosas más que son necesarias para la población.

Vamos por un Congreso no tan a fin al Presidente en integrantes y muchas cosas van a pasar.

El PAN y el PRD tiene un verdadero reto para ampliar su oposición.

El MC verdaderamente debe demostrar que son la tercera fuerza del país y que no están cerca del Presidente.

El PRI, el PT y el PVEM deberán demostrar de qué lado estarán para 2024; del lado de la recuperación de México o de la segunda temporada de la Cuarta Transformación.    

Mario A. Zapata Barajas