Un conflicto entre empresas gaseras estalló la tarde de hoy en la cabecera municipal de Molango dejando pérdidas materiales por varios miles de pesos.

Trabajadores de la compañía interceptaron una pipa y la destrozaron usando palos y tubos.

Policías municipales acudieron a verificar la situación, sin embargo no arrestaron a los agresores pese a que cometieron los destrozos frente a ellos, cometiendo una negligencia en sus funciones.

La disputa surge porque una empresa ofrece el combustible a precios bajos, lo que desató el coraje de su competencia.

Sobre el tema, ciudadanos expresaron su repudio a los actos suscitados en las inmediaciones de la gasolinera y exigen a los gaseros un precio justo y buena atención.