Nuevamente la violencia se hace presente en el deporte, esta vez en un juego de béisbol entre los Padres de San Diego y Nacionales de Washington, el cual fue cancelado tras escuchar detonaciones de arma de fuego en el interior del Nationals Park, en la capital de la Unión Americana.

Fue al terminar la sexta entrada del encuentro, cuando iban ganando los Padres con un marcador de 8-4, cuando se escuchó el sonido del accionar de un arma de fuego a las afueras del estadio. Tras percatarse del suceso los jugadores se resguardaron en los dugout, mientras que la gente fue desalojada del recinto.

“Se informó de un tiroteo afuera de la puerta de la Tercera Base en el Nationals Park. Se pide a los aficionados salir del estadio a través de las puertas de Jardín Central y Jardín Derecho en este momento. Estamos trabajando con las fuerzas del orden para brindar más información tan pronto como esté disponible”, explicó la novena local a través de sus redes sociales.

Finalmente, el Departamento de Policía del Distrito de Columbia informó en sus redes sociales que dos personas lesionadas tras este suceso caminaron por su cuenta a hospitales de la zona para ser tratados por heridas de bala.