Un Tesoro Natural entre la Niebla, El Triunfo

Enclavada en la porción central de la Sierra Madre de Chiapas, entre montañas cubiertas de niebla y bosques ocultos en la penumbra, se encuentra la Reserva de la Biosfera “El Triunfo”, con una superficie de 119 mil 177 hectáreas, El Triunfo es uno de los ecosistemas más ricos en biodiversidad del Norte y Centroamérica, pero también uno de los más amenazados; esta Área Natural Protegida se caracteriza por el Bosque de Niebla y la Selva Tropical Húmeda del Soconusco.

El Triunfo posee diversos tipos de vegetación, donde predominan las relacionadas al Bosque de Niebla, convirtiéndola en una de las zonas más húmedas del país. Aquí el clima varía entre los cálidos y los templados-húmedos, presentando una temperatura media anual de 22°C. Al mismo tiempo, es el mayor captador de agua dulce de la región, capta entre 1,500 y 4,500 mm de lluvia al año, abastece de este importante recurso hídrico, a 11 municipios de Chiapas y beneficia a más de 500 mil personas.

En esta Reserva de la Biosfera existen 548 especies de vertebrados terrestres, 13 de ellas son endémicas de México, 7 endémicas de Chiapas y 3 endémicas de la Sierra Madre, desafortunadamente 135 especies se encuentran listadas bajo alguna categoría de riesgo en la NOM-059-SEMARNAT-2010. Entre las especies más características encontramos: al quetzal (Pharomachrus mocinno); al pavón (Oreophasis derbianus); la tángara de alas azules (Tangara cabanisi); al pajuil (Penelopina nigra); al zopilote rey (Sarcoramphus papa); al mono araña (Ateles geoffroyi); al tapir (Tapirus bairdii); al jaguar (Panthera onca) y al puma (Puma concolor).

En cuanto a la flora, no deja de sorprender su diversidad y aunque el conocimiento sobre la vegetación de la Reserva es inconcluso, se ha logrado documentar la presencia de 977 especies, destacando la gran variedad de orquídeas, cícadas –especie primitiva–, bromelias y helechos arborescentes. El Triunfo fue reconocido el 3 de diciembre de 1993, inscrito en el Programa “El Hombre y la Biosfera” de la UNESCO como un área de gran Importancia para la protección y conservación de la avifauna mexicana.

En El Triunfo existen zonas con actividades productivas, donde se encuentran asentados 27 ejidos, un bien comunal y 338 propiedades privadas. En esta zona se desarrollan actividades sustentables de los recursos naturales, buscando en todo momento que sean compatibles con la conservación de la naturaleza, siendo las actividades agrícolas, pecuarias y forestales las más importantes.

La agricultura es la principal actividad económica en la zona, y el cultivo de café es el más importante, actividad que impacta de forma negativa diversas zonas forestales de la Reserva. La producción de café en la zona está determinada entre otras cosas por la política regional, ya sea como disputa entre partidos políticos o por la invasión a las grandes fincas en demanda del reparto agrario. Un elemento que abona a esto, son las condiciones de pobreza y marginación que se presenta en la mayoría de los pobladores que habitan en El Triunfo, o en sus márgenes, situación que es aprovechada por productores sin ética, ya que el café representa una actividad estratégica para México; emplea a más de 500 mil productores, en cerca de 690 mil hectáreas de 12 entidades federativas y 391 municipios; involucra exportaciones por 897 millones de dólares al año y es el principal productor de café orgánico del mundo; además, vincula directa e indirectamente a cerca de 3 millones de personas y genera un valor en el mercado de alrededor de 20 mil millones de pesos.

La problemática agraria en la zona se ha incrementado, ya que la invasión no sólo ha sido en áreas de cultivo, se han invadido zonas federales, humedales y zonas núcleo de la Reserva, destruyendo y fragmentado ecosistemas completos. Desgraciadamente las estrategias de los tres órdenes de gobierno no han sido las correctas, y en lugar de beneficiar se ha empeorado la situación, ya que con sus supuestas propuestas sustentables han propiciado la migración de nuevos grupos al interior de la Reserva y, en algunos casos, el establecimiento de nuevos centros de población.

Infortunadamente no sólo la agricultura mal planeada es un factor de riesgo para esta Reserva, de acuerdo con una investigación realizada por Impunidad Cero, existen 25 concesiones mineras vigentes, abarcando una superficie de 240 mil 578 hectáreas, territorio que rebasa las 119 mil 177 hectáreas de la propia Reserva, recordemos que la minería en México es considerada de utilidad pública, otorgando preferencia frente a cualquier otra actividad.

Qué importa que México sea uno de los países con mayor biodiversidad del planeta, pensamos y nos imaginamos –en nuestra mente corrupta inmoral– que nuestros recursos naturales son inagotables, que no necesitamos de los servicios ambientales para nuestra supervivencia, protegerlos y conservarlos es nuestra responsabilidad, y acaso ¿hacemos algo de forma particular o colectiva?, no logro comprender nuestro actuar, cada día se suman ecocidios, destruimos, traficamos, contaminamos y ¿dónde está la corresponsabilidad?, no sólo le atañe al gobierno, la responsabilidad es tuya y es mía, que la autoridad asuma lo que le toca y que termine con la cadena de impunidad y corrupción.