Un Juez de Control de Quintana Roo dictó este miércoles prisión preventiva al supuesto empresario Jaime Galván Guerrero, dedicado a la comercialización de leche para programas sociales, por el presunto delito de fraude millonario cometido en aquella entidad.

Lo anterior, luego de que Agentes de la Policía de Investigación de la Ciudad de México, en coordinación con detectives de la Fiscalía de Quintana Roo detuvieron el martes pasado, con base en una orden de aprehensión, al supuesto empresario, Nieto del ex secretario de la Defensa Nacional, Félix Galván López.

Además, Galván Guerrero financió la campaña del exgobernador de Chihuahua, César Duarte, acusado de peculado en diversas modalidades y detenido en los Estados Unidos.

Ayer, luego de más de un año de evadir sus compromisos, y tras diversas diligencias de los abogados Luis Miguel Guzmán del despacho Campos & Uribe , fue capturado por la justicia en la CDMX para responder a un sinfín de acusaciones.

De acuerdo con la Fiscalía General de Justicia de Quintana Roo, el empresario era el aval de la empresa Beratung Avanzada, la cual había solicitado un préstamo para un proyecto que nunca se cumplió, por lo que se abrió una carpeta de investigación.

La orden de captura fue posible por la adecuada presentación de datos de prueba que aportó el despacho Campos & Uribe y Luis Miguel Campos Guzmán, al agente del Ministerio Público, quien solicitó y obtuvo el citado instrumento jurídico.

El acusado, quien tiene en ese haber varios casos por fraude, fue arrestado en la colonia Bosques de las Lomas y entregado a los agentes de Quintana Roo, quienes lo trasladaron a aquella entidad, para ponerlo a disposición de la autoridad judicial que lo requiere.

Recientemente, Jaime Galván Guerrero reapareció en Chihuahua como representante de la empresa “Viva Alimentos”, de Alfonso Villanueva, donde habría ganado un contrato por 170 millones para dotar de alimentos al DIF estatal.