El regreso a clases presenciales en la Ciudad de México (CDMX) ya tiene una fecha establecida: el próximo 7 de junio; así lo dieron a conocer las autoridades educativas de la capital del país la mañana de este miércoles durante una conferencia de prensa virtual. Así  lo mencionó jefa de gobierno Claudia Sheinbaum.

“Es muy probable que lleguemos al semáforo verde. Todos los indicadores están a la baja”, dijo la mandataria en videoconferencia de prensa.

Durante esa conferencia, el titular de la AEF Luis Humberto Fernández, detalló: “El regreso presencial a clases será el próximo 7 de junio en las comunidades educativas que así lo decidan”.

Agregó que el retorno será escalonado, es decir, según la capacidad de las aulas se determinará cuántos estudiantes pueden asistir por día, manteniendo una distancia mínima de 1.5 metros con un esquema en el que cada grupo se dividirá en dos para ordenar el regreso escalonado.

Los lunes y miércoles acudirá a la escuela el subgrupo 1 y el subgrupo 2 lo hará los martes y jueves. Los viernes asistirán únicamente estudiantes que requieren mayor reforzamiento.

Para los subgrupos que no les toque asistir de forma presencial, realizarán actividades en casa.

Claudia Sheinbaum dijo que en este momento de retorno a clases, a nadie se le va a forzar hacerlo, pues insistió en que será voluntario.

Además, subrayó que habrá una vigilancia epidemiológica constante, con filtros sanitarios, para reducir riesgos de contagios.

El titular de la AEF destacó que el retorno a clases se logrará con todo el personal educativo vacunado y rechazó que se hayan precipitado en la decisión de tomar esta decisión cuando falta un mes para que concluya el ciclo escolar.

Dijo que si por él fuera, el regreso a clases sería aunque faltara solo una semana para finalizar el ciclo escolar, pues lo importante aquí es el reencuentro de los alumnos, fortalecer los lazos afectivos, reforzar conocimientos, mitigar efectos socioemocionales, disminuir la deserción escolar, regularización y apoyo psicológico. Habló hasta de que la decisión se tomó con base en la esperanza.

“Podría llegar a haber un contagio, pero para ello tenemos vigilancia epidemiológica y un gran numero de población ya vacunada”, expresó Sheinbaum.