Hace unos días el reconocido diario británico llamado “The Guardian”, publicó en su portada la nota a ocho columnas “México COVID death toll leaps 60% to reach 321,000” en el que menciona: “el gobierno de México ha reconocido que el número real de muertos en el país por la pandemia de coronavirus ahora supera los 321,000, casi 60% más que el número oficial confirmado por pruebas de 201,429”.

 Lo que llevó al sector salud del Gobierno de México a actualizar  la cifra real de muertos por la pandemia de coronavirus, misma que  ha superado las 321 mil personas, casi un 60 por ciento más que la cifra oficial confirmada que hasta este ese momento, eran de 201 mil 623, informó la agencia AP. 

La investigación que presenta el prestigioso diario, se basa en los certificados de defunción que se han expedido a la fecha, siendo datos registrados oficialmente, y que las autoridades no los tienen, ya que en muchas ocasiones los enfermos ni siquiera se realizan una prueba y menos acuden a un hospital para atenderse, o donde los reportan como “una muerte de Covid”.  Es por ello por lo que las cifras que presentan las autoridades solo están basadas en los informes de los hospitales del sector salud.

Sin duda México ha sido de los países más afectado y es que las condiciones de salud de sus habitantes, tiene que ver ya que tenemos una gran población con obesidad, además de enfermedades como diabetes e hipertensión, lo que influye en tener menos defensas para combatir este virus contagiándose más rápido y con menores posibilidades de recuperación.

Como lo he señalado en otras entregas, una parte es corresponsabilidad de los tres niveles de gobierno municipal, estatal y federal, pero la otra es de nosotros los ciudadanos, ese compromiso social, cultura cívica de prevención, como lo es  la cuarentena (aislamiento obligatorio), el uso forzoso del cubrebocas y en caso extremo, aunado al control de la migración, ya que de otra manera será muy difícil que México salga pronto de cifras por muertes de esta enfermedad, independientemente del gran esfuerzo que el gobierno federal hace para apoyar la vacunación gratuita, la cual avanza al 3 de abril con 8 millones 83 mil 530 personas, que debo decir incluye a mis padres y familiares mayores de 60 años.

Finalmente cabe resaltar que estamos en una semana de descanso, vacaciones o bien días que serían religiosamente “de guardar”, pero las evidencias son claras, los centros vacacionales, los lugares turísticos y los centros comerciales se ven atiborrados de personas que pueden generar una ” tercera ola” de contagios, ya sea   por ser portadores del virus, contagiando o bien recibiendo el virus, por lo que solo queda esperar a que a principios de mayo veamos con qué conciencia, responsabilidad y sobre todo cuidados actuamos como gobernados, al no  atender el llamado de #quedate en casa, #usa cubrebocas, #sana distancia.  Nadie va a cuidar mejor de nosotros, que nosotros mismos.