Emmanuel Macron, presidente de Francia decidió ampliar confinamiento del país para cambiar el curso de una tercera ola de infecciones por COVID-19 que amenaza con colapsar los hospitales franceses.

Muy a su pesar, el presidente se ha visto forzado a ordenar el cierre de las escuelas y los centros de cuidado infantil durante tres semanas.

Acorralado por la tercera ola, el presidente francés decreta nuevas medidas contra el coronavirus. Las restricciones comienzan este sábado y durarán todo el mes de abril. Muy a su pesar tendrán que cerrar los colegios en Francia.

“Podemos ver luz al final del túnel si nos adherimos a las nuevas medidas en las próximas semanas”, indicó el mandatario.

“Se necesitan más esfuerzos en los próximos meses”, advirtió a los franceses.

Macron pidió a todos los franceses que asuman la responsabilidad que hay que hacer frente al virus durante el mes de abril. Recordó que las nuevas variantes del coronavirus como la británica “son mucho más contagiosas y mortales”.