El director de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS),  Mike Ryan, señaló que pese a que ya más de un centenar de países han comenzado las vacunaciones, se debe continuar con las medidas de prevención comunitarias o nuevas olas de covid-19 podrían llegar.

“No es el tiempo de relajarse con las medidas, si lo hacemos corremos el riesgo de tener una nueva ola de casos”, señaló Ryan, después de conocerse que en la pasada semana el número de contagios globales subió 7 por ciento, después de seis semanas de descensos.

Asimismo, insistió en que la lucha anticovid tiene ahora tres pilares fundamentales: medidas individuales de prevención, vigilancia sanitaria pública y vacunaciones, y que sólo si los tres funcionan a la vez podremos dejar atrás el confinamiento.

“Fallando en una de ellas, volveremos a medidas sociales a gran escala”, advirtió Ryan en el encuentro semanal de expertos de la OMS con los internautas, a través de las redes sociales. “Entiendo que todos estemos cansados y hartos, pero el control está en nuestras manos, nos acercamos a la luz al final del túnel”, subrayó el responsable de emergencias de la OMS.

Ryan detalló que unos 115 países han comenzado las vacunaciones y se han administrado en el planeta unos 265 millones de dosis, aunque la distribución aún es desigual, y un 80 por ciento de ellas se han usado en sólo diez países (entre ellos Estados Unidos, China o Reino Unido, que lideran las cifras absolutas de inmunizaciones).