Integración latinoamericana en tiempos de pandemia

En medio de la pandemia del Covid-19 ningún país de América Latina se salvará solo de la crisis sanitaria y económica que enfrenta la región, plantean cinco expresidentes latinoamericanos (El País, 28.01.21)

El pasado 26 y 27 de enero en el V Foro Internacional de Santo Domingo, organizado por IDEA Internacional y la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode), se reunieron Laura Chinchilla (Costa Rica), Fernando Henrique Cardoso (Brasil), Ernesto Samper (Colombia), Carlos Mesa (Bolivia) y Leonel Fernández (República Dominicana)

Cardoso, que gobernó su país de 1995 a 2003, sostuvo que la pandemia “obliga a un sentimiento que no es solidaridad en el sentido cristiano, sino más que eso: vinculación efectiva entre las personas. O salimos juntos de la complicación que vive el mundo o no vamos a salir a flote”.

Y añadió que todos los gobernantes latinoamericanos tienen una responsabilidad en materia de integración, pero su manera de hacerla realidad “depende mucho del liderazgo de personas y de países”.

Para Laura Chinchilla, que gobernó Costa Rica de 2010 a 2014, la pandemia plantea una oportunidad, para incrementar el comercio interregional que apenas es del 10 % frente al 50 % en Europa y 60 % en Asia. Es momento de hacer realidad las reforma que se han quedado pendientes. La región tiene que avanzar con base en la innovación y la productividad.

El dominicano Leonel Fernández, que gobernó su país en dos ocasiones (1996-2000 y 2004 -2012), plantea que después de la pandemia no se puede volver al pasado, sino que se hace necesario reinventar la región. Se trata de un “problema global y, por lo tanto, debe haber una solución global. Es un error pensar que puede haber una solución aislada de América Latina hacia este problema”.

Carlos Mesa, que gobernó Bolivia de 2003 a 2005, ve la pandemia como una oportunidad, para iniciar un “proceso que viene de aquí en adelante que nos obliga a la integración, a respuestas compartidas”. Propone la construcción de un fondo, a partir de los organismos multilaterales vinculados con América Latina, que “nos ayude a salir de este bache”.

Para Mesa, que es historiador, en la región hacen un gran daño “los líderes políticos que siguen atrincherados en un ideologismo radical, en un “estás conmigo o estás contra mí”. “La globalización implica que los procesos de países individuales, bloques regionales de integración latinoamericana no pueden prescindir de la evidencia de la ciencia, la tecnología y la innovación como aspectos fundamentales”.

El colombiano Ernesto Samper, que gobernó su país de 1994 a 1998, afirmó que la regionalización “no se trata solo de movilidad de cosas y de servicios, sino de personas. No podemos vivir a lo mismo que teníamos antes de la pandemia: debemos repensar la región”.

La reunión, en forma telemática, tuvo como propósito tomarle el pulso a América Latina en tiempos de pandemia al inicio de 2021. Los expresidentes coinciden, esa es la conclusión de la reunión, que la integración aparece como único camino posible para enfrentar las complejidades profundas a las que se enfrenta la región.

Twitter: @RubenAguilar