El organismo regulador  Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), presidido por Adolfo Cuevas, podría autorizar antes de que concluya este 2021 la concesión al empresario Carlos Slim para proveer el servicio de televisión, a través de su filial Claro Video.

Se presume que el Pleno presentará el expediente para votar la autorización el próximo 20 de diciembre. Esto ocurre en un contexto en que algunas empresas de Carlos Slim están impedidas para ofrecer servicios de televisión de paga.

cabe recordar que Claro Video es una filial de contenido vía streaming perteneciente a Slim que comprende a TelmexTelnor y América Móvil, empresas catalogadas por el regulador como Agentes Preponderantes desde 2015. Por lo tanto, estas compañías de telecomunicación tienen la prohibición expresa de ofrecer servicios de televisión.

Entre los motivos por los cuales se podría dar esta aceptación, encontramos que el IFT confeccionó un “estudio sobre convergencia” el cual otorgará a Claro Video la posibilidad de ofrecer cualquier tipo de servicio, “lo que implica darle la vuelta a su propia prohibición”.

Además, Claro Video es una filial, es decir, no es una compañía de telecomunicaciones a la que aplique la restricción vigente, como es el caso de los títulos de concesión de Telmex y Telnor.