Lo blanco y lo negro-Acciones para activar la economía en México.

 

 

 

Eduardo Blanco

 

 

Mientras que países como Argentina, Colombia, Perú y Chile avanzan en su PIB un 11%, 7,5%, 7.6% y un 10% respectivamente, países como México y Brasil, tienen un pronóstico de rebaja respecto de hace tres meses hasta del 6,2% y el 5,2%, lo que implica, en especial para nuestro país un retroceso, que en nada beneficia la economía.

 

Lo anterior de acuerdo a los datos que el Fondo Monetario Internacional (FMI), en el informe de Perspectivas Económicas Globales (WEO, en sus siglas en inglés), arrojó la semana pasada, de acuerdo a la recuperación que tiene la economía de algunos países de Latinoamérica en este 2021.

 

Chile quien tiene el pronóstico más alto, lo debe a sus altos niveles de producción y reservas de cobre y litio; con un beneficio a los exportadores de metales. Mientras que México, tiene una baja por la gran incertidumbre que existe en el sector energético, derivado de las reformas que en este sector se pretenden hacer a iniciativa del Presidente de la República.

 

La economista jefa del FMI, Gita Gopinath, consideró que la reactivación en la actividad económica de México a través de los sectores de servicios es una buena señal de que se recupere el país, pero se deben definir las condiciones del sector energético antes mencionado.

 

A los expertos del Fondo Monetario Internacional, les preocupa que la inflación del 9,3% de aumento de los precios (que es la más alta en el mundo), afecte a la población, esto derivado del aumento en energía y materias primas, así como alza de bienes y servicios; y aunque espera que en 2022 baje a 7,8% es todavía es muy alta, para Latinoamérica, por lo que recomiendan que los países adapten acciones monetarias específicas a estas circunstancias.

 

Cabe resaltar que además la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, había calculado un crecimiento de 6.3 por ciento para este 2021 y del 4.1 para el próximo año, pero su estimación fue menor al nivel esperado.

 

Pero no solo la institución mexicana se ha equivocado en sus pronósticos ya que el propio FMI, había previsto un incremento del 6% y solo se llegó al 5.9% en este año. Por lo que para el próximo año prevén que sea del 4.9% pues todavía el Covid-19 con su variante delta, ha impedido un regreso a la normalidad, en especial en sectores intensivos en contacto.

 

Por ello, es de la mayor importancia la sensibilidad que el Poder Legislativo tenga frente a la aprobación de la ley de ingresos (impuestos) y por ende el presupuesto de egresos ( gasto público) que se aprobará a más tardar el 15 de noviembre, ambos que generen beneficios a la población, de lo contrario el deterioro en las condiciones de vida de la sociedad mexicana, será aún mayor, por lo que solo queda esperar que las autoridades tomen acciones y estrategias que ayuden a recuperar el PIB de nuestro país.