Repuntan contagios y hospitalizaciones en Alemania:  En Alemania han repuntado en 24 horas de 118 a 130,2 nuevos contagios por cada 100.000 habitantes, frente a 85,6 hace una semana, mientras crece la preocupación de una saturación de los hospitales, principalmente con pacientes no vacunados.

De acuerdo al Instituto Robert Koch (RKI) de virología en su informe diario, el martes (26.10.2021) se reportaron 914 hospitalizaciones por coronavirus y una tasa acumulada de ingresos en siete días de 3,07 por cada 100.000 habitantes.

La cifra de pacientes con covid-19 en las unidades de cuidados intensivos se sitúa en 1.707 -21 más en un día-, lo que corresponde a una ocupación del 7,7 % de camas disponibles en las unidades de terapia intensiva.

Por su parte las autoridades sanitarias verificaron 28.037 nuevos contagios en 24 horas y 126 muertos por o con covid-19 (frente a 16.077 y 67 hace una semana ), mientras los casos activos se sitúan en Alemania en unos 192.000, según datos del RKI actualizados la pasada madrugada.

Gerald Gaß, presidente de la Sociedad Alemana de Hospitales (DKG),  advirtió de que de mantenerse el ritmo de hospitalizaciones, en dos semanas habrá de nuevo tres mil pacientes en las ucis.

Precisó que en una semana las hospitalizaciones han aumentado un 40 % y los ingresados en las unidades de cuidados intensivos, un 15 %.

“Aunque los hospitales pueden gestionarlo, no será posible sin limitar el funcionamiento regular” y los médicos tendrá que volver a aplazar operaciones menos urgentes, advirtió.

En el momento más grave de la pandemia, los hospitales tuvieron que atender a más de 5.700 pacientes con covid-19 en las ucis.

“Nos encontramos en una situación crítica de la pandemia”, advirtió.

El presidente del Consejo de la Asociación Médica Mundial, Frank Ulrich Montgomery, por su parte, advirtió de una saturación de los hospitales con pacientes no vacunados.

“La enfermedad se extiende ahora entre los no vacunados, mientras los vacunados están protegidos con bastante seguridad de complicaciones graves”, dijo en declaraciones al diario “Augsburger Allgemeine”.