Facebook

Sí, parece que es cierto: Facebook quiere cambiar de nombre y la principal razón tiene que ver con uno de los proyectos más ambiciosos de Mark Zuckerberg.

No cabe duda, y no es ningún secreto, que las últimas semanas no han sido las mejores para la red social más poderosa del mundo, luego de la caída de sus plataformas WhatsApp, Instagram y Messenger, y, sobre todo, por las recientes declaraciones de Frances Haugen, ex empleada de la compañía, quien asegura que Facebook antepone su beneficio económico a la integridad y seguridad de sus usuarios.

Pero, más que eso, en realidad, llevamos años leyendo noticias acerca del daño que redes sociales como Facebook e Instagram han causado a la salud mental de los internautas y más especialmente de los menores de edad, quienes son los más vulnerables en este caso.

Inclusive, uno de sus más grandes lanzamientos de este año, los smart glasses que desarrolló en alianza con Ray-Ban, fueron motivo de escrutinio, críticas y polémicas, pues algunos especialistas alertaron sobre la posibilidad de que dichas gafas fueran una invasión a la privacidad de las personas, hecho que el propio Mark Zuckerberg.

Pese a todo ello, y luego de los esfuerzos de Instagram por limpiar su imagen y desarrollar funciones para beneficio de los adolescentes, los planes de Facebook -de Mark Zuckerberg, principalmente- siguen en marcha.

Desde hace unos meses, se ha sabido que el plan más ambicioso del CEO de Facebook está enfocado en la construcción de un metaverso, razón por la que, incluso, presentó hace poco su plataforma Workrooms, una nueva forma de vivir bajo el esquema del home office, pero integrando elementos de la realidad virtual.

Facebook se está planteando la posibilidad de cambiar de nombre, una iniciativa que ya se había rumorado hace tiempo, pero que, según lo que informa dicho medio, podría suceder antes de tiempo.

Lo que relata el sitio es que “el próximo cambio de nombre, del que el CEO Mark Zuckerberg planea hablar en la conferencia anual Connect el 28 de octubre, pero que podría revelarse antes, señala la ambición del gigante tecnológico de ser conocido por más que las redes sociales”.

Dicho en otras palabras, Mark Zuckerberg, en sus ambiciones de seguir con el proyecto del metaverso, está interesado en expandir su marca y dejar de ser reconocido por ser el CEO de una red social, con todo y lo poderosa que esta pueda ser.

Desde hace un tiempo, el gran proyecto del metaverso se ha incrustado en la cabeza de Zuckerberg, razón por la que, de hecho y con información de The Verge, hay “más de 10 mil empleados construyendo hardware de consumo, como lentes AR, que Zuckerberg cree que eventualmente se convertirán en teléfonos inteligentes omnipresentes”.

Asimismo, el sitio ha revelado que, en julio pasado, Facebook mencionó que, durante los próximos años, “pasaremos del hecho de que las personas nos vean solo como una empresa de redes sociales a convertirnos en una empresa de metaverso”, de ahí que, ahora, la intención es, para empezar, cambiar de nombre.

Hasta el momento, por supuesto, el nuevo nombre que adoptaría Facebook es un total secreto, aunque, pese a que los propios empleados pudieran desconocerlo, se rumora que un posible nombre sería “Horizon”.

A todo esto, ¿qué pasaría si Facebook llegara a cambiar de nombre? y, sobre todo, ¿cómo afectaría esto al gran universo de las redes sociales?