Para nadie es un secreto que el aguacate es uno de los alimentos más importantes dentro de la comida mexicana. Sin embargo, en alguna ocasión hemos escuchado no es bueno ingerir esta fruta después de haberse enojado u haber hecho un coraje muy fuerte. Ante esta interrogante la Universidad Nacional Autónoma de México respondió las dudas sobre esta leyenda.

Fue Jorge Saucillo Alvares, egresado de la UNAM, el encargado de explicar lo que hay en torno a esta leyenda urbana. En primera estancia, explicó que al momento de enojarse, el organismo de las personas libera adrenalina, se dilata la pupila y aumenta la frecuencia cardiaca y respiratoria, además de generar una secreción de ácidos en el estómago.

También te puede interesar
Libros más terroríficos para celebrar Halloween

¿Es malo comer aguacate después de enojarse?

Saucillo Alvares, explica que el consumo de aguacate luego de haber pasado un mal rato, si podría causar un incremento de ácidos gástricos. Sin embargo, los malestares pueden tener otro origen y explicación.

Cuando la vesícula libera la bilis al estómago, este la retiene, causando nauseas, vómito e inflamación estomacal, si a esto se le suma la posibilidad de que el paciente ingiriera grasas, puede causar fuertes malestares.

“El sentirme mal cuando comí aguacate después de enojarme, no es una cuestión de causa y efecto”, explicó el especialista.

¿Mito o realidad que el aguacate empeora el enojo?

Posteriormente, Ana Carolina Ibáñez, nutrióloga egresada de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMéx). destacó que el aguacate es una grasa vegetal con múltiples beneficios al organismo.

“No hay ningún efecto, reacción alérgica a algún componente o ingrediente que tenga el aguacate y que pueda afectarnos a la salud cuando uno se enoja. No tiene nada que ver si consumes aguacate después de un coraje, no pasa nada”, finalizó la investigadora.