La fracción parlamentaria del Estado, que encabeza el diputado local Quirino Velázquez Chávez, visitó el Reclusorio Femenil de Puente Grande. Los legisladores asistieron para conocer la realidad de la reinserción social en la entidad y establecer un conversatorio en la materia.

Los diputados que se presentaron esta mañana son: Eduardo Ron Ramos, Marcela Padilla de Anda, Alejandra Margarita Giadans Valenzuela, Claudia Gabriela Salas Rodríguez; Leticia Fabiola Cuan Ramírez, Rocío Aguilar Tejeda, Gerardo Quirino Velázquez Chávez, Lourdes Celenia Contreras González, Priscila Franco Barba, María Dolores López Jara, Fernando Martínez Guerrero, Higinio del Toro Pérez, Laura Gabriela Cárdenas Rodríguez y Estefanía Padilla Martínez.

El titular de la Dirección General de Prevención y Reinserción Social (Digpres), José Antonio Pérez Juárez, explicó al darles la bienvenida: “Supimos desde un inicio que no bastaría con transformar y correr el riesgo de conservar lo que nunca funcionó, pero sí dañó.

Nuestra instrucción era rehacer con utilidad social a la reinserción social. Aunque en diciembre de 2018 recibimos instalaciones en abandono y ejes de reinserción inoperantes, hoy la eficacia técnica penitenciaria es de 99.94%. De 850 mujeres liberadas, ninguna ha reincidido; y de 11, 800 varones, sólo siete”, precisó.

Destacó que ello sólo ha sido posible con eficiencia, perspectiva de género y respeto a los derechos humanos, no sólo de las mujeres privadas de la libertad, sino de las directivas que forman parte del personal penitenciario, quienes ocupan 67% de los puestos de primer nivel en Digpres.

Por su parte, la directora Técnica Penitenciaria, Karina de la Cruz Murillo, resaltó que la población penitenciaria estatal al día de hoy, es de 13 mil 408 personas privadas de la libertad, de las cuales 590 son mujeres, con 16 bebés, hijas e hijos suyos.

Ese promedio total de población, es atendido sólo con 60 médicos, 51 enfermeras y enfermeros, 10 psiquiatras, 14 odontólogos, dos ginecólogos, 100 psicólogos; mismos que ofrecen un promedio de 70 mil 500 consultas cada año, con bajos sueldos y horas extras en normalidad. El servicio médico incluye a pacientes con VIH, diabetes, Hepatitis C y tuberculosis.

Las diputados locales también escucharon los casos de tres mujeres privadas de la libertad que expusieron el sufrimiento causado por su condición legal debido a procesos judiciales viciados e injustos, carentes totalmente de perspectiva de género.

Además, en su visita se comprometieron a continuar con sucesivos conversatorios respecto a la reinserción social en Jalisco, para apoyar a las personas privadas de la libertad, analizar iniciativas y reformas pertinentes, para así convertirse en interlocutores con los otros poderes, para que la reinserción social en el Estado sea apoyada y fortalecida.