Más de una tonelada de diversos estupefacientes y máquinas tragamonedas, fueron incineradas por personal de la Fiscalía General de la República (FGR) en su delegación Jalisco.

Los aseguramientos fueron realizados en coordinación con autoridades de los tres niveles de gobierno y estaban relacionados con diversas indagatorias, iniciadas por la probable comisión de delitos contra la salud.

Los estupefacientes incinerados fueron: 787 unidades de acetaminofen, mil 328 unidades de alprazolam, 377 unidades de bromazepam, 58 unidades de buprenorfina, mil 112 unidades de clonazepam, nueve kilos de clorhidrato de cocaína, 28 kilos de clorhidrato de metanfetamina, más de un kilo de cocaína, mil 522 unidades de diazepam, 99 unidades de flunitrazepam, una tonelada 73 kilos de marihuana, 622 gramos de metanfetamina.

También 118 plantas de amapola, 108 plantas de marihuana, 16 unidades de pseudoefedrina, 20 kilos de semilla de marihuana, 100 gramos 900 miligramos de sustancia, entre otras sustancias.

Cabe señalar que también se destruyeron más de cuatro mil 700 objetos y/o artículos, entre los que se encuentran máquinas tragamonedas, pipas de cristal, mochilas, pantalones camuflajeados, botas, maletas, figuras de cerámica, calzado, discos compactos, cajetillas de cigarros y chalecos.

La identificación, conteo, pesaje y toma de muestras fue supervisada por personal del Órgano Interno de Control (OIC), de la Fiscalía General de la República.