La historia de los náufragos que sobrevivieron con naranjas y cocos: Tras una tormenta, se convirtieron en náufragos, los cuales sobrevivieron 29 días, y pasaron dentro de un barco de siete metros de largo.

¿Como sucedió? 

Dos hombres se trasladaban en el impredecible mar de las Islas Salomón, cuando su barco se vio atrapado en una tormenta, el día 3 de septiembre.

Asimismo, la batería de su GPS se agotó, y perdieron ubicación. Los primeros nueve días se alimentaron con las naranjas que habían llevado para el viaje, y cuando se agotaron, sobrevivieron gracias al agua de lluvia, a los cocos, narraron los náufragos.

 

El agua de lluvia la recogieron en una bolsa de lona, y cuando veían un coco en el mar, se dirigían a él para obtenerlo.

Al paso de los días, construyeron con los remos una estructura en forma de mástil y utilizaron un lienzo como velas; se dirigieron a la “dirección del viento”.

 

“Dios nos dio la idea de construir un dispositivo para navegar a vela”, Livae Nanjikana

Haciendo uso de esta adaptación lograron llegar a la isla de Nueva Bretaña en Papúa Nueva Guinea, donde a lo lejos vieron a un pescador.

En ese momento, cuando encendieron el motor para acercarse hacia él, se les acabó el combustible; sin embargo, los náufragos fueron vistos y rescatados.

Actualmente siguen en Pomio, en la isla de Nueva Bretaña, mientras se toman medidas para trasladarlos a las Islas Salomón.

No obstante, debido al tiempo que sobrevivieron comiendo naranjas y cocos, los náufragos fueron trasladados al hospital en donde se les diagnostico desnutrición y deshidratación.