La Fiscalía General de la República (FGR) informó que Emilio Lozoya Austin continúa en calidad de procesado además, deberá aportar información en su defensa y cuenta con fecha límite para esclarecer y entregar pruebas hasta el 3 de noviembre.

La FGR, a cargo de Alejandro Gertz, defendió su actuar al asegurar que desde 2017, el exdirector general de Petróleos Mexicanos (Pemex), “ligado al caso más grave de corrupción a nivel internación en América Latina, denominado Odebrecht y Agro Nitrogenados, se había ‘congelado’ en la Procuraduría General de la República, sin que hubiera ningún avance”.

Sin embargo, en 2019 la FGR investigó el caso, ratificado por Pemex, al igual que el de Agronitrogenados, casos en los que Emilio Lozoya es uno de los principales responsables.

La dependencia agregó que “el acusado solicitó el criterio de oportunidad que la ley señala (Artículo 256 del Código Nacional de Procedimientos Penales), para denunciar a sus cómplices y encubridores en ambos casos; y para buscar y aportar todas las pruebas necesarias para su judicialización”.