A partir de la tarde y noche de hoy, la Depresión Tropical Dieciséis-E generará vientos, oleaje elevado y lluvias en Acapulco y Zihuatanejo, Guerrero; Lázaro Cárdenas, Michoacán; Manzanillo, Colima, y Puerto Vallarta, Jalisco. En tanto, su amplia circulación ocasionará lluvias puntuales muy fuertes en Nayarit, Jalisco, Colima y Michoacán, así como fuertes en Guerrero.

Así lo informó, en representación del director general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Germán Arturo Martínez Santoyo, la coordinadora general del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), Alejandra Méndez Girón, durante una videoconferencia de prensa en la que también participaron el subdirector general técnico de la Conagua, Humberto Marengo Mogollón; el meteorólogo teniente Christian Torres Alvarado, de la Secretaría de Marina, y el capitán de navío Eliseo Malacara Castillo, de la Coordinación Nacional de Protección Civil.

Alejandra Méndez Girón detalló que, a las 13:00 horas, tiempo del centro de México, el centro de la Depresión Tropical se localizó a 460 kilómetros (km) al sur-suroeste de Manzanillo, Colima, y a 915 km al sur-sureste de Mazatlán, Sinaloa, con vientos de 55 kilómetros por hora (km/h), ráfagas de 75 km/h y movimiento hacia el oeste- noroeste a 30 km/h.

Adelantó que, se espera que por la tarde noche de hoy alcance la categoría de tormenta tropical, la cual llevaría el nombre de Pamela, con vientos de entre 63 y 119 km/h, con desplazamiento hacia el sur de las costas de Michoacán, Colima y Jalisco.

De acuerdo a la trayectoria pronosticada, se prevé que a partir de mañana lunes empiece a recurvar, dirigiéndose hacia las costas de Baja California Sur y Sinaloa.

Se prevé que se intensifique durante la tarde-noche del lunes a huracán categoría 1 en la escala Saffir-Simpson, con vientos de entre 119 y 153 km/h. Sus bandas nubosas generarán lluvias de fuertes a muy fuertes en Colima, Jalisco, Nayarit y Baja California Sur.

Posteriormente, continuará desplazándose hacia las costas de Baja California Sur y Sinaloa, para que por la tarde del martes se intensifique nuevamente y sea huracán categoría 2, con vientos de entre 154 y 177 km/h. Su amplia circulación ocasionará lluvias de muy fuertes a intensas, oleaje elevado y vientos fuertes en Baja California Sur, Sonora, Sinaloa, Nayarit y Jalisco.

En las primeras horas del miércoles, Pamela se localizará muy cerca de Baja California Sur, como huracán categoría 2. Se prevé que toque tierra en Sinaloa, entre Culiacán y Mazatlán, durante la noche del miércoles y madrugada del jueves. No se descarta que, antes de tocar tierra, se intensificaría a huracán categoría 3. Sus bandas nubosas y sus vientos fuertes, se mantendrán en Baja California Sur, Sinaloa, Durango, Nayarit y Jalisco.

Al tocar tierra Pamela continuará desplazándose hacia Durango, donde se degradará rápidamente a depresión tropical. Sus remanentes afectarán, durante el jueves, a Zacatecas, Chihuahua y Coahuila.

En su recorrido, provocará lluvias de intensas a torrenciales con posibles deslaves, inundaciones y aumento en los ríos y arroyos, así como vientos de muy fuertes a intensos en Baja California Sur, Sinaloa, Durango y Nayarit; oleaje de 4 a 6 metros en costas de Sinaloa y de 2 a 4 metros en Baja California Sur, Nayarit y Golfo de California.

Humberto Marengo Mogollón explicó que las lluvias pronosticadas podrían generar un incremento en los caudales de ríos y arroyos, así como inundaciones en las zonas bajas de los estados mencionados, con posibilidad de deslizamientos de terreno y afectaciones en caminos y tramos carreteros, por lo que se mantiene especial vigilancia en los arroyos y presas de Baja California Sur, Durango, Jalisco, Nayarit y Sinaloa.

Puntualizó que, para contribuir en la atención de cualquier situación de emergencia generada por el sistema, en la región donde se prevén los efectos del sistema, la Conagua cuenta con los Centros Regionales de Atención de Emergencias de Guadalajara, Jalisco; Culiacán, Mazatlán y Los Mochis, Sinaloa; La Paz, Baja California Sur y Lerdo, Durango, donde personal capacitado tiene dispuestos múltiples equipos especializados para, principalmente, el bombeo de aguas anegadas.

Finalmente, pidió a las y a los habitantes de estas entidades mencionadas que estén atentos a los avisos oficiales de la Conagua y que sigan las recomendaciones emitidas por Protección Civil.

Christian Torres Alvarado señaló que en el pronóstico a 24 horas se espera oleaje de 7 a 9 pies sobre la costa de Michoacán, Colima y Jalisco, así como de 8 a 10 pies sobre el Pacifico Centro e Isla Socorro, Colima. Adicionalmente, se prevé marea de tormenta de 0.3 a 0.5 metros sobre la costa de Michoacán, Colima, Jalisco, Nayarit, Islas Marías y Pacifico Centro.

A 48 horas, se estima oleaje de 8 a 10 pies sobre la costa Jalisco, entrada del Golfo de California y sur de la Península de Baja California, y oleaje de 14 a 20 pies sobre el Pacifico Centro e Isla Socorro, Colima, así como marea de tormenta de 0.3 a 0.5 metros sobre la costa Sinaloa, Nayarit, Jalisco, Islas Marías, entrada del Golfo de California, costa sur de la Península de Baja California e Isla Socorro, Colima.

En cuanto al pronóstico a 72 horas, señaló que se estima oleaje de 8 a 10 pies sobre la costa de Michoacán, Colima, Nayarit y Sinaloa; de 12 a 15 pies sobre la costa de Jalisco, Islas Marías, entrada del Golfo de California y sur de la Península de Baja California, y de 14 a 20 pies sobre el Pacifico Centro e Isla Socorro, Colima. La marea de tormenta se prevé de 0.3 a 0.5 metros sobre la costa sur de Sonora, Sinaloa, Nayarit, Jalisco, Islas Marías, entrada del Golfo de California, costa sur de la Península de Baja California y el sur del Golfo de California.

Eliseo Malacara Castillo explicó que, ante los efectos que se pudieran presentar, el Sistema Nacional de Protección Civil se encuentra listo para atender las posibles afectaciones por presencia de lluvias, trabajando de manera coordinada con la Sedena, Semar, la Guardia Nacional, Conagua y la Comisión Federal de Electricidad, con las cuales se activan planes y protocolos de manera preventiva.

Informó que se coordinan acciones de prevención y preparación, como identificación de riesgos, de puntos críticos de inundación, se hacen recorridos en zonas inundables, evaluación de los recursos existentes y revisión de la ubicación de refugios temporales.

Señaló que las autoridades locales se encuentran atentas para la activación de los Consejos Municipales de Protección Civil y que, por el momento, Sinaloa, Baja California y Nayarit ya tienen refugios temporales listos para activarse.

Hizo énfasis en la importancia de que, en todos los órdenes de gobierno, al igual que la población, realicen una adecuada disposición de la basura, ya que obstruye la correcta operación de los sistemas de drenaje y desagüe, provocando encharcamientos e inundaciones, la cuales afectan a la población y sus bienes.

Finalmente, los participantes hicieron un exhorto a la población de las entidades mencionadas a estar pendientes de los avisos oficiales de la Conagua y a acatar puntualmente las recomendaciones emitidas por Protección Civil.