Donación de órganos crece aún con la pandemia por COVID-19 en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) no se dejaron de hacer procedimientos para la procuración de órganos y tejidos, atendiendo los trasplantes de urgencias nacionales y asignaciones prioritarias; gracias a la generosidad de familias residentes de Quintana Roo se han realizado seis donaciones en lo que va del presente año, informo el coordinador Hospitalario de Donación de Órganos y Tejidos del Hospital General Regional (HGR) No. 17, doctor Moisés Campos Navarro.

Reconoció que en Quintana Roo ha crecido la cultura de donación de órganos y tejidos; del año 2015 -cuando se realizó la primera procuración- a la fecha 38 familias han dicho si a la donación de órganos, así se han obtenido 107 órganos y tejidos “gracias a ellos la vida de muchas personas, ha mejorado radicalmente; se han reincorporado a su vida social y laboral e incluso una de ellas logro ser madre, luego de un trasplante renal”.

El doctor Moisés Campos hizo una invitación a que más personas se sumen a la causa, “hay una lista creciente de personas esperando un órgano o tejido, hemos observado que ha aumentado el número de familias que se vuelven donantes, por eso expreso un agradecimiento a todos ellos, queremos seguir con esta tendencia ayudando a quien más lo necesita”.

También puedes leer: Recibe centro de especialidades odontológicas del IMIEM donación del colegio de notario del Estado De México

Mencionó “La donación de órganos crece, estamos trabajando todos los días mejorando nuestros procesos y nuestra atención en el protocolo que se sigue para el diagnóstico de muerte encefálica y parada cardiaca; con altos estándares de calidad y bioseguridad para que cada órgano y tejido que sea procurado esté libre de una posible infección, incluida COVID-19”.

Moisés Campos explicó los requisitos para ser donador: mayores de 18 años pueden donar cualquier tipo de órganos o tejido y en menores de edad, a partir de los dos años deben tener autorización de sus padres. Entre las características clínicas destaca que no tengan enfermedades infecciosas, que no padezca alguna enfermedad que se transmita a los receptores.

Dijo que hay dos tipos de donantes: en vida o por fallecimiento, este último, por parada cardiaca logrando obtener tejidos como corneas, musculoesquelético, válvulas cardiacas y piel; y en muerte encefálica es posible procurar tejidos y distintos órganos como corazón, riñones, hígado, pulmones, páncreas e intestino.