Los mensajes del arzobispo emérito de la arquidiócesis de Guadalajara, Juan Sandoval Íñiguez, para “ni votar por los que están en el poder” y sugerir la llegada de los marxistas, motivó que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación anulara la elección de alcalde de Tlaquepaque.

Asimismo, ordenó al Congreso local convocar a elecciones extraordinarias en 60 días y dar vista a la Secretaría de Gobernación para que investigue la violación al principio de laicidad que rige en México.

Con una apretada votación de 4 a 3, el magistrado Felipe de la Mata explicó que “se actualiza la vulneración al principio de separación Iglesia-Estado, determinante para la validez de la elección. Está plenamente acreditada, y ni siquiera es motivo de controversia, la intervención de un ministro de culto religioso al difundir un mensaje en el que invitó a abstenerse de votar por una de las opciones políticas”.

Lo anterior, al resolver un recurso promovido por Morena, que perdió la elección con 0.32 por ciento.