Una mujer a quien el Banco Azteca de Elektra le había “perdido” una importante suma de dinero, logró ganar una demanda, y el día del hoy la tienda se vio obligada entregar la suma de 330 mil pesos en productos diversos.

Hace más de cuatro años, la señora detectó un faltante de dinero en su cuenta, recurso que le mandaba su esposo desde Estados Unidos, por lo que se dirigió al Banco Azteca, quienes no pudieron comprobar que había pasado con ese monto.

Al ver la negativa de la empresa por devolverle el recurso, la afectada se dirigió a Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros (CONDUSEF).

Fue entonces que la dependencia determinó, mediante un juicio de cuatro años, que hoy se ejecutara un embargo por la cantidad de 330 mil pesos, debido a que se cargaron también los intereses del monto original que correspondía a la suma de 198 mil pesos.

Cuando comenzaron los trabajos de embargo, algunos vecinos se acercaron, pues creyeron que se trataba de un saqueo a la tienda, cuando se les explicó lo que ocurría hubo quienes ayudaron a la mujer a cargar los productos a los tráilers que transportarían los mismos de la tienda al domicilio.