El diputado del Partido de la Revolución Democrática, Eduardo Sobrino Sierra, sugirió que el proyecto del Estadio Sostenible de Yucatán (ESY), se debería llevar a consulta popular, ante la polémica que ha generado, tal y como ocurrió con el Tren Maya, obra emblema del Gobierno Federal. Por su parte, José Antonio Téllez, director operativo de la empresa Juego de Pelota Inc, lamentó que haya quien hable sin conocimiento de la obra y solo quiera llamar la atención.

Previo a la presentación de la agenda legislativa, el diputado explicó que la consulta popular es legal en Yucatán y, por ese motivo, se debe considerar esta herramienta, aunque se trate de una inversión privada, en terrenos ubicados en la colonia Cordemex, y que abarca cuatro hectáreas y de la cual se prevé invertir 2 mil millones de pesos.

El legislador indicó que, que para que la consulta tenga validez y sea tomada con seriedad por parte de la ciudadanía, se la deberá organizar el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Yucatán, “algo que se le debería plantear a este órgano electoral”, aunque recalcó que, “esto todavía es una propuesta nada más”.

“Hay quienes opinan que este proyecto beneficiará al Estado por la generación de empleos y que fortalecerá al sector turístico, mientras que otros sostienen que este desarrollo creará graves problemas de viabilidad y de tranquilidad. Desde mi punto de vista, la polémica debería dirimirse poniendo en práctica una consulta popular”, puntualizó.

Resaltó que lo anterior es una oportunidad para que el Gobierno del Estado muestre un rostro democrático, tal y como lo realizó la Federación con el Tren Maya. “Cuando los vecinos cuestionaron la ubicación de la estación del megaproyecto en la zona de ‘La Plancha’, responsablemente, el Gobierno Federal accedió a reubicarla afuera de Mérida”, dijo.

El legislador plurinominal del Sol Azteca remarcó que, al ser un punto importante para el debate público, queda en segundo plano si la inversión será pública o privada, sobre todo porque no se han dado los permisos para su construcción.

Por su parte, José Antonio Téllez, director operativo de la empresa Juego de Pelota Inc., lamentó que haya personas que hablen del proyecto sin conocer los pormenores de éste. Sin embargo, mencionó que es más preocupante que solo lo quieran captar la atención, porque además no se puede comparar con el Tren Maya, al ser una obra de iniciativa privada.

Destacó que como inversionistas privados están haciendo todos los trámites legales y de forma transparente y, ante las declaraciones del legislador perredista, comentó que son cuestiones políticas difíciles de entender, para que no sean confundidas con iniciativas genuinas o si son simplemente ocurrencias para llamar la atención por el tema.