El Congreso de Yucatán aprobó por unanimidad un punto de acuerdo que pretende brindar horarios flexibles a padres de familia que deban brindar acompañamiento a sus hijos para la educación a distancia debido a la contingencia por Covid-19.

El pasado 15 de septiembre, la diputada Fabiola Loeza Novelo, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), presentó por primera vez su propuesta en el Pleno, con la intención de que las infancias no pierdan sus tutelas mientras la educación puede regularizarse; a ello, su colega del Partido Acción Nacional (PAN), Karla Salazar González, pidió añadirle que fuera “en la medida de las posibilidades”, para evitar conflictos (adición con la que fue aprobado).

Con este acuerdo, piden a los titulares de los 106 ayuntamientos de Yucatán, a los organismos autónomos y a la iniciativa privada que, “en la medida de sus posibilidades, sin afectar sus trabajos y actividades, faciliten laborarles para que sus empleados, que sean padres y madres de familia, cuenten con tiempos para el debido acompañamiento a sus hijas e hijos en edad preescolar, primaria, secundaria y preparatoria”.

Con vigencia hasta que la educación pueda ser de forma presencial como era cotidiano hasta antes de la pandemia, sin ningún riesgo para la salud, este acuerdo levanta el exhorto, asegurando que no implica suspender labores o poner en riesgo las que sean consideradas esenciales.

Al momento de presentar su propuesta, la legisladora Loeza Novelo opinó que las condiciones actuales de la entidad (el país y el mundo), les obligan como Congreso a velar por las familias, enfatizando que quienes están en la etapa escolar, en especial en inicial, requieren de forma fundamental el apoyo de los padres. por lo cual, señaló la necesidad de realizar este exhorto a todos los ámbitos de la actividad económica.

Y, aunque siempre tuvo claro que actualmente existe la posibilidad de tomar clases de forma presencial en las aulas para las infancias, adolescencias y juventudes yucatecas, al ser más bien un curso con un sistema híbrido, resaltó que los recursos digitales siguen siendo imprescindibles para velar por la educación.

Por ello, consideró necesario evitar que para los representantes de estos sectores educativos, existan recortes salariales por requerir permisos y/o facilidades al brindarles las atenciones pertinentes a sus hijos, con lo cual también espera evitar, no sólo estrés en la adultez, sino la deserción escolar de los pequeños.