México y la ausencia de decisiones frente al Cambio Climático

Es indiscutible, la especie humana ha causado que la concentración de bióxido de carbono CO2 en la atmósfera sea la más alta en la historia, la comunidad científica nos advierte que estamos modificando substancialmente el clima de la tierra, atribuyéndolo a la liberación de gases de efecto invernadero (GEI) a la atmósfera, siendo la quema de combustibles fósiles la causa principal.

De no cambiar las modelos de consumo y producción actuales, podríamos experimentar el aumento de la temperatura entre 4°C y 6°C en este siglo. De acuerdo al último reporte del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la ONU, se ha observado cambios en el clima de la Tierra en todas las regiones y del sistema climático en su conjunto. Cambios que no tienen precedentes, alterando todos los modelos predictivos, ya que algunos de ellos se tenía previsto ocurrieran hasta dentro de varios cientos de años, desafortunadamente estos cambios ya se están produciendo, como el aumento en el nivel del mar.

Quiero recalcar algo que he venido advirtiendo en mis columnas relacionadas al Cambio Climático; estanos viviendo una emergencia climática, sin duda el problema más importante de nuestro tiempo, desgraciadamente, las políticas públicas ven a este conflicto como un problema ambiental, y no es así, ya que interfiere de manera directa en el bienestar de la población, el cambio climático es el principal obstáculo en el desarrollo.

El 2020 nos ha dejado una mala experiencia con la pandemia, producto del SARS-CoV-2, sin embargo, este 2021 no será olvidado por muchos ya que el Covid-19 sigue causando estragos, sumado a los terribles efectos del Cambio Climático. En lo que va del 2021 se han establecido temperaturas record, olas de calor, sequias, incendios forestales, inundaciones y muertes masivas de especies marinas producto del calentamiento de los océanos, éste se encuentra en niveles jamás vistos julio de 2021 se convirtió en el mes más caliente de la historia–, efectos que se produjeron de forma inusual en el hemisferio norte y de manera alarmante en el permafrost de Siberia.

El calor extremo, inundaciones y una temporada atípica de huracanes en el Atlántico y Pacífico, según las autoridades, ha afectado a miles de personas destruyendo por completo su patrimonio. Los impactos climáticos están agravando las amenazas a la salud humana, la seguridad alimentaria y la estabilidad económica del país.

En México se experimentarán distintos impactos, uno de ellos el económico, derivado de la reducción en la producción agropecuaria, menor disponibilidad de agua potable y para generar energía eléctrica, así como mayor cantidad de incendios forestales producto de la sequias, resultando en el aumento de los precios y volatilidad de los productos alimenticios, también se incrementará la contaminación ambiental, afectando la salud de la población.

Por otro lado, el Cambio Climático ha provocado cambios en las zonas cálidas, obligando a diversas especies de fauna silvestre a migrar –especialmente peces–, lo que conlleva a un desabasto alimenticio para muchas regiones del país.

Al mismo tiempo, serán más frecuentes las inundaciones en diversas zonas de riesgo, donde la población es más pobre y con mayor rezago social, por tanto, se requiere de la toma de decisiones y la implementación acciones necesarias para estar mejor preparados ante fenómenos de este tipo.

Esto nos obliga a la construcción de políticas públicas responsables, sobre todo en infraestructura urbana, que hasta ahora ha carecido de la visión necesaria para enfrentar los escenarios climáticos actuales. La crisis ambiental actual nos deja ver la fragilidad y riesgo a los que nos enfrentamos, para ello, resulta imperioso involucrar a los distintos actores políticos y sociales para impulsar políticas reales y toma de decisiones congruentes.

Enfrentar el cambio climático requiere de soluciones con una perspectiva preventiva de corto, mediano y largo plazo; además de diseñar y construir infraestructura resiliente, contar con los financiamientos adecuados para abordar las contingencias que se presenten, además de utilizar las herramientas tecnológicas que nos ayuden a predecirlas y minimizar los daños que pudieran ocasionar.

De acuerdo a los pronósticos las entidades del noroeste, noreste, occidente, centro, y sur de la República experimentaran en este mes de septiembre días más lluvioso de lo normal, por lo que los efectos negativos asociados podrían ser mayores. Como ya he comentado, las proyecciones de los modelos climáticos para los siguientes eventos futuros no son nada alentadores, tendremos una naturaleza extrema y en algunos casos podría ser peor de lo previsto.

La responsabilidad de hacer frente al Cambio Climático recae en todos, y tú, ¿qué haces y qué propones para combatir el Cambio Climático?