Corea del Sur esta produciendo un misil tierra-tierra capaz de transportar una ojiva de hasta tres toneladas, y con un alcance de vuelo de entre 350 y 400 kilómetros, está siendo desarrollando por el Centro de Seguridad de Corea del Sur, según lo revelaron este jueves fuentes familiarizadas con el asunto.

Este proyectil balístico masivo es tan poderoso como un arma nuclear táctica, que estaría ya por terminar se etapa final del proceso.

Se espera que sea desplegado apenas se le someta a varios lanzamientos de prueba controlados para medir eficacia.

El proyectil está diseñado para destruir instalaciones y bases de misiles subterráneas, al penetrar en ellas para anular de manera efectiva los misiles balísticos nucleares e intercontinentales antes de que sean lanzados. Las fuentes aseguran que puede alcanzar todas las zonas de Corea del Norte, al menos si es lanzado desde áreas cercanas a la frontera intercoreana.

En esta misma jornada, el Ministerio de Defensa surcoreano prometió crear nuevos misiles “con un poder destructivo significativamente mayor”, así como desplegar nuevos interceptores contra eventuales amenazas de artillería de largo alcance y actualizar el sistema Patriot.