Baja California Sur es un paraíso. Por ello debemos preservar su medio ambiente y conservar su identidad histórica y cultural. Urgente superar dos grandes problemas que han perjudicado por años su imagen: la atención de servicios migratorios en el aeropuerto y la transportación terrestre”, señaló.

En la reunión que se llevó a cabo en la capital de país, ambos acordaron diversificar la oferta turística, al saber que este sector es el motor económico en el estado. Será el próximo 10 de septiembre cuando Castro Cosío encabece el gobierno de Baja California Sur, ante esto dio a conocer que su mandato se basará en el beneficio del pueblo, contribuyendo a las actividades económicas como lo es el turismo.

Por su parte, Torruco Marqués reconoce que la entidad es reconocida por su turismo: “es de suma importancia conservar la calidad y evitar la masividad.”