El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos monitorea actualmente tres sistemas de baja presión en el Océano Atlántico. Todos ellos tienen 40% de probabilidad de convertirse en ciclones en el pronóstico a cinco días y uno de ellos ya se ubica sobre el Mar Caribe.

El primero es un amplio sistema de baja presión que está produciendo lluvias desorganizadas y tormentas eléctricas sobre el Atlántico oriental a más de 700 millas al oeste de las islas de Cabo Verde. Se espera poco desarrollo durante los próximos días debido a que las temperaturas del océano no le son tan propicias.

Sin embargo, se espera un desarrollo gradual a finales de semana mientras el sistema se mueve hacia el noroeste con una velocidad ente 16 y 24 km/h sobre el Atlántico central.

Por otro lado, se prevé una onda tropical ubicada sobre el este del mar Caribe, que formaría una amplia zona de baja presión sobre el suroeste del Mar Caribe a finales de semana.

A partir de entonces, se pronostican las condiciones ambientales para su fortalecimiento mientras el sistema se mueve hacia el oeste-noroeste sobre el noroeste del Caribe, de acuerdo con la Conagua, actualmente el fenómeno se ubica a 2,645 kilómetros de Quintana Roo.

Finalmente, en su comunicado de las 2 de la tarde, el NHC informó que “se ha desarrollado otra esfera de alteraciones asociada con un sistema de baja presión ubicado sobre el Atlántico oriental, a más de 500 millas al sur-sureste de las islas de Cabo Verde.

El organismo sostiene que es posible un desarrollo lento durante los próximos días, mientras que la perturbación se mueve de oeste a oeste-noroeste a 24 km/h sobre el Atlántico oriental.