Muchos animales han demostrado tener mucho más razonamiento que el propio ser humano. Este tema se ha debatido durante muchos años, pero cada vez con más conformidad sobre este desarrollo intelectual.

Uno de esos casos es el de este perrito, ya que en Brasil fue grabado poniéndose de pie a dos patas, y tocando el timbre de su casa para que sus padres humanos le abrieran la puerta. El cachorro regresaba de jugar en la calle.

Los perros tendrían la misma capacidad de reconocer y aprender que un niño de tres años. Claro que no podemos pedirles que escriban un ensayo de ciencias, pero al menos demuestra su capacidad de aprendizaje. Ahora entendemos por qué este perrito es capaz de tocar el timbre de su casa.

 

En el vídeo se observa como llama al timbre, y simplemente espera a que alguien de su familia le abra. Como si fuera lo más normal de este mundo, sus padres humanos le abren la puerta y entra como cualquier otro niño que regresa de jugar con sus amigos.