Docentes y administrativos de la Universidad de Valladolid Yucatán (UVY) rindieron un homenaje por el primer aniversario luctuoso del fundador de esa institución, Marcelino Aguilar Aguilar.

El evento fue encabezado por dos de sus hijos, Marcelino y Naiby Aguilar Ramón, quienes ahora forman parte del Concejo de Administración del plantel.

El año pasado, el maestro Aguilar Aguilar perdió la vida en una clínica de la ciudad de Mérida y la noticia causó asombro entre la sociedad vallisoletana porque los que lo conocían sabían que era un hombre fuerte.

Marcelino Aguilar Ramón, hijo del fallecido maestro y actual representante legal de la UVY, con la voz entrecortada por momentos, recordó a su padre como un hombre ejemplar, con muchas virtudes, pero también con defectos.

Agregó que su padre se dedicó a la docencia durante toda su vida y a apoyar con recursos económicos a quien lo necesitaba.

Dijo que fue un hombre que trabajó fuerte y que forjó un emporio, en donde le da empleo a decenas de profesionistas que hoy continúan al frente de la institución y que luego de un año de ausencia física, pero presente en espíritu, debe sentirse orgullo por lo que se sigue haciendo en la UVY para la educación.

Legado
Aguilar Ramón se comprometió a continuar con el legado de su padre por lo menos en las siguientes tres generaciones.

Luego de la ceremonia, los hijos y el personal docente acudieron al cementerio general para depositar un arreglo floral y hace un minuto de guardia ante la tumba del fallecido maestro.

Reseña
Elizabeth Guadalupe Romero García leyó una reseña de lo que fue el trabajo del profesor.

Dijo que siempre se esmeró en no dejar de estudiar, pues luego de ser docente de educación primaria, se graduó en la Licenciatura en Educación en una escuela en la ciudad de Mérida, luego estudió la Licenciatura en Derecho y también cursó varios diplomados.