La Agencia de Artes Creativas (CAA, por sus siglas en inglés) ,una de las más grandes de talentos de Hollywood, arremetió contra el estudio cinematográfico Disney en una creciente disputa pública por las afirmaciones de Scarlett Johansson de que había perdido dinero por el estreno de su película Black Widow.

Bryan Lourd copresidente de dicha agencia, acusó a Disney en un comunicado de atacar el carácter de la actriz y de revelar su salario de 20 millones de dólares por la película de superhéroes “en un intento por convertir su éxito en un arma como artista y empresaria”.

Lourd, quien  representa a Johansson, hizo público su comunicado un día después de que la estrella de Black Widow presentara una demanda en la que acusaba a Disney de incumplir su contrato con ella al estrenar la película del 9 de julio en su plataforma de streaming al mismo tiempo que se proyectaba en los cines, reduciendo así su parte esperada de la recaudación en taquilla.

La demanda provocó conmoción en Hollywood, ya que las compañías de medios de comunicación se esfuerzan por impulsar sus servicios de streaming ofreciendo contenidos de primera calidad al mismo tiempo que se estrenan las películas en los cines, muchos de los cuales han sido cerrados durante la pandemia del coronavirus.

Disney respondió el jueves diciendo que la demanda “no tiene fundamento”. También reveló que Johansson había recibido 20 millones de dólares por la película y dijo que la demanda mostraba un “desprecio insensible” por los efectos de la pandemia.

Los detalles de los contratos de las películas de Hollywood y cualquier disputa suelen resolverse a puerta cerrada.

Sin embargo, Lourd dijo que Disney había “acusado descarada y falsamente a la señora Johansson de ser insensible a la pandemia mundial del Covid”.

“El ataque directo de Disney a su personaje y todo lo que implican es indigno de la compañía con la que muchos de nosotros en la comunidad creativa hemos trabajado con éxito durante décadas”, añadió Lourd.