Reflexiones sobre la consulta

 

Marco A. Rodríguez Blasquez.

El ejercicio constitucional a desarrollarse este próximo domingo, constituye un mecanismo de participación ciudadana, mediante el cual se le entrega el poder a los sufragantes a fin de evaluar la conducta de los últimos cinco expresidentes de la Republica, constituyéndose este mecanismo, independientemente de las imperfecciones jurídicas y lo ambiguo de la pregunta,  en una expresión de la democracia participativa.

Esta idea de llevar a juicio a los expresidentes,  ha sido repetitiva desde el inicio de la 4-T, y en la que el Presidente AMLO ha expresado “ Si es indispensable la consulta para el juicio que se hace a los expresidentes, pero no se debe estar anclado al pasado, se debe ver hacia adelante, solo que sea mucha la exigencia de la gente”(junio de 2019). Con esta modalidad de encuadre que  emplea AMLO en su discurso ( fraiming), le transfiere  la  responsabilidad al pueblo en la decisión final.

Ante la posibilidad  de no alcanzar el 40% de la votación de un padrón de más de 90 millones de ciudadanos, y  que  la consulta no tenga viabilidad  jurídica vinculante, el gobierno y Morena han  desplazado una agresiva estrategia nacional a fin de lograr su objetivo.

Las pasadas elecciones intermedias, las más concurridas de la historia por el número de cargos a nivel municipal, estatal y federal, en las que   Morena obtuvo el triunfo  en 11 gubernaturas, pero perdió  el  control en la Cámara de Diputados federal con el que contaba el presidente AMLO.   Estos resultados  prendieron los focos rojos al interior de  la 4T y  desde Palacio Nacional se orquestó un cambio en la  ruta electoral seguida hasta antes de las pasadas elecciones, y que  consiste en responsabilizar a los gobernadores de Morena y a los 32 delegados estatales, responsables de los programas sociales a fin de que rescaten los distritos electorales donde triunfo la oposición, fundamentalmente aquellos de la CDMX.

Ante este escenario, ¿Qué tan factible será que  este  Gobierno y Morena alcancen el 39% o 40% de la votación y obtengan la vinculación jurídica de la consulta?  Para dar contestación a la presente interrogante, habrá que considerar entre otros argumentos, lo siguiente:

  1. La pasada elección acrecentó la brecha entre dos sectores de la población: los que están a favor de este gobierno “los chairos”, y los que están en contra llamados “ fifís”, lo que seguramente incidirá en la participación ciudadana este próximo domingo.
  2. La 4-T, principalmente su fundador, cuentan con el apoyo  de14 gobernadores del partido Morena para operar la elección, aun cuando 11 de ellos no ejercen funciones constitucionales, pero si tienen el control de las entidades que próximamente gobernarán ,  Baja California, Baja California Sur, Colima, Guerrero, Michoacán, Campeche, Nayarit, Sinaloa, Sonora, Tlaxcala, Zacatecas, Veracruz, Puebla, Quintana Roo, Ciudad de México, y posiblemente con dos gobernadores atípicos recién electos Nuevo León y San Luis Potosí, quienes tienen la presión de poder ser anuladas las elecciones en sus respectivos estados.
  3. En solo cinco estados del pais se concentra el 40% del padrón electoral, Estado de México, Veracruz, Puebla, Ciudad de México y Jalisco.

Las anteriores consideraciones prevén un escenario incierto,  aun cuando pareciera que de los resultados obtenidos por distintas casas encuestadoras, se pronostica una baja participación de los ciudadanos en la consulta, que implicaría que esta  no alcance el 40% de la votación.

Sin embargo un elemento que pesa en la percepción ciudadana, es   el mensaje repetitivo  que diariamente el titular del ejecutivo envía a la población durante las conferencias mañaneras, reiterando  la excesiva corrupción e impunidad que se dieron en anteriores administraciones.

Lo anterior constituye el eje central de la estrategia en el discurso  diseñado por los asesores de AMLO, y cuyo propósito es posicionarlo como el gobernante “ bueno”, quien va a derrotar a los “villanos” que tanto daño le han causado al país,  siendo estos los responsables de que los niveles de pobresa se hayan incrementado.  Si esto les funciona será la antesala de lo que podría esperarse en la revocación del mandato a celebrarse el próximo año.

De ahí que los resultados de este domingo aún sean  inciertos, cobrando especial interés la consulta a realizarse en el Estado de México, entidad de raigambre priista, partido político que arrasó en la pasada elección.  De capitalizarse la presencia del gobernador Del Mazo en los municipios mexiquenses y la operación política del Secretario de Gobierno, Ernesto Nemer, se tendría una oportunidad para frenar   la embestida de los gobiernos de Morena.

Director de BGC Consultoría Estratégica.