¿Qué son las lagunas del derecho?

El término lagunas del derecho, es un concepto muy conocido en el entorno jurídico; sin embargo, para el común de las personas se trata de un tecnicismo que poco se entiende, y que a su vez crea confusión, cuando dentro del proceso legal se busca explicar adecuadamente la ley.

Las lagunas del derecho o también conocida como laguna de ley, se refiere al vacío jurídico de un precepto normativo que se suscita cuando no existe una disposición legal expresamente aplicable cuando se trata de resolver un litigio jurídico. (1)

Éste tema cobra una importancia mayor, ya que el sistema jurídico puede verse afectado en su operación ante la presencia de esta situación, trayendo como consecuencia imprecisiones en la interpretación y la aplicación de la norma, pero sobre todo ante la falta clara de legislación aplicable a un caso en concreto.

Desde hace mucho tiempo, se conoce la existencia de lagunas en los ordenamientos jurídicos, y es a partir de la segunda mitad del siglo XIX cuando diversas corrientes de juristas se preocuparon por atender esta situación, a su vez otro grupo de juristas veían mejor el hecho de negar la existencia de las mismas.

En este contexto, y ante los innumerables procesos parlamentarios y legislativos para la creación, modificación, derogación o revocación de leyes, se hace difícil comprender que existan lagunas legales, sin embargo, la dinámica social y su evolución son más rápidas, por consecuencia el Derecho desafortunadamente siempre va un paso atrás de situaciones y hechos originados en la sociedad.

En el caso de que no sea posible encontrar una norma que resulte aplicable para una situación aleatoria, el jurista italiano Norberto Bobbio refiere que una laguna es: cuando en un determinado ordenamiento jurídico falta una regla a la cual el juez pueda referirse para resolver una determinada controversia (2)

Sin embargo, una circunstancia de esta naturaleza no debe quedar sin solución por parte de los órganos impartidores de justicia, ya que estos tienen la obligación de brindar solución a todo caso que se les presente, con la finalidad de emitir una decisión que deje satisfechas a las partes, y posteriormente se tome como base para crear una iniciativa de ley que subsane la falta de ésta.                                                                                                                                        Por último, es importante mencionar que en la vida diaria los estudiosos del derecho, se encuentran con cuestiones no previstas en el marco normativo, lo que les obliga a desarrollar soluciones alternas para dar respuesta a la litis que se les plantea, recordemos que quien acude a solicitar asesoría jurídica debe encontrar en el profesional del derecho una respuesta clara y confiable apoyada en la ley.

 

  1. en D. Raúl Flores Bernal

Catedrático Universitario

Especialista en Derecho Electoral y DDHH.

 

(1) http://sil.gobernacion.gob.mx/Glosario/definicionpop.php?ID=140

(2) BOBIO, N., “Lacune del dirito” en Novisimo Digesto italiano, Turín, 1963, Utet.