Recientemente se hizo público que el Gobierno del Ex Presidente Peña investigaba a un grupo de personas denominadas los “Maléficos”.

Para ello, se pagó con nuestro dinero la contratación de un software llamado “PEGASUS” para intervenir las llamadas del ahora Presidente López Obrador, su esposa, familiares y otras personas de los medios de comunicación.

Ahora bien, ¿el Gobierno puede intervenir las llamadas?

Al respecto, el artículo 177 del Código Penal Federal, establece que se impondrá de 6 a 12 años de prisión y de 300 a 600 días de multa a quienes intervengan comunicaciones privadas, sin mandato de autoridad judicial competente; y casi podemos asegurar que no existe mandato de autoridad para intervenir las llamadas de los Maléficos antes citados.

Es decir, un Juez de Control debió autorizar la intervención de las comunicaciones de los Maléficos; tal y como lo señala el artículo 252, fracción III del Código Nacional de Procedimientos Penales (CNPP).

Tal y como es, efectivamente se cometió un delito en contra de los Maléficos y muy a pesar de que Santiago Nieto expresó que no denunciaría, pues ya cambió de parecer; suena un poco ilógico que los comunicadores como Brozo y Loret de Mola hagan mofa de esta actividad; más aún, si pretenden posicionarse como comunicadores que buscan la legalidad del actual gobierno y porque VIOLARON sus DERECHOS CONSTITUCIONALES.

El Gobierno de Peña debió, a través del Fiscal en turno, motivar y fundar y citar la o las personas que se intervendrán sus llamadas; este proceso de investigación no podrá durar más de 6 meses (Art. 292 del CNPP).

Pero ¿me pueden intervenir así porque sí mis llamadas? La realidad es que no, solo en caso de sospecha de que se está cometiendo un delito del orden PENAL; no se consideran los actos en materia ELECTORAL, fiscal, mercantil, civil, laboral o administrativo (Art. 294 CNPP).

Por ello y ante todas estas complicaciones legales, el Presidente Peña le dio la vuelta a la Ley y a través de PEGASUS violó la Ley para conocer las conversaciones, seguramente electorales del ahora Presidente y gente de su equipo cercano.

Casi 6,000 millones de pesos se tiraron a la basura para intervenir las llamadas de los Maléficos; dinero que podría servir como antes y como ahora para temas de salud o seguridad en el país.

Lo cierto es, que la responsabilidad no termina ahí, quien autorizó la compra de un software para violar la Ley también es un delincuente; la misma empresa, estaba cometiendo un delito y nada se habla de ello.

Como se explicó, el procedimiento para intervenir las llamadas es complicado y lo es porque es una clara violación a los derechos humanos; y a pesar de ello, un sinfín de personas cometieron diversos delitos del orden penal y de servidores públicos.

Pero en México, como antes y como ahora, la Ley se consulta o se burla; no hay nada más desprestigiado en México que la procuración de justicia.

Si bien es cierto, la esposa del Presidente emitió un Tweet para burlarse por ser investigada; pero como primera dama, puede ejercer y solicitar su derecho para demostrar que nadie se burla de la Fiscalía General de la República.

Por más que existan pruebas en contra de los Maléficos, al obtenerse de forma ilícita, son excluidos y son nulos para sancionar un delito (Art. 264 CNPP); es decir, no se le puede hacer nada.

Lo más curioso es que con un software con ese costo no se pudieran intervenir los miles de llamadas de extorsión, secuestro, tráfico de armas y drogas y otros tipos de delitos de la delincuencia organizada; pero en México, el poder del Estado solo se aplica de manera electoral o de venganza.

Si algo pudiera hacer el PAN y el PRD, es tomar este asunto para que ajenos caigan y sumarse a la causa de la aplicación de la ley.

Lo curioso, es el momento en que sale esta información a la luz pública, de manera muy cercana a la famosa consulta popular; quizá es una forma de motivar más a la gente de participar y de votar en la consulta y para lograr un número de participación muy similar al de una votación electoral.  

El México que necesitamos no merece ni consultas de este tipo, ni autoridades que se mofen de la violación a sus derechos; el México que queremos debe ir por el camino de la legalidad y de la procuración de justicia.

Si tu estuvieras en la lista de los Maléficos, ¿llegarías a las últimas consecuencias?

Mario Zapata Barajas.