El gobierno de Estados Unidos, anunció este jueves sanciones contra el ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) de Cuba, Álvaro López-Miera, y a una unidad militar de élite conocida popularmente como “avispas negras”. El Departamento del Tesoro estadounidense responsabiliza a estas autoridades de la represión de las protestas del pasado 11 de julio en la isla caribeña.

López-Miera es un hombre de confianza del expresidente cubano Raúl Castro, mientras que las “avispas negras” es una brigada especial nacional del Ministerio del Interior. Las sanciones bloquean cualquier activo que López-Miera o los integrantes de esa unidad de élite puedan tener bajo jurisdicción estadounidense, y prohíbe a las personas en Estados Unidos negociar con ellos.

“Este es solo el comienzo: Estados Unidos seguirá sancionando a individuos responsables de la opresión del pueblo de Cuba”, declaró el presidente de EE.UU., Joe Biden.

El mandatario también condenó “inequívocamente” las “detenciones masivas y la farsa de juicios” contra los manifestantes. “Estados Unidos apoya a los valientes cubanos que han salido a las calles para oponerse a 62 años de represión bajo un régimen comunista”, agregó.