Martine Möise, la viuda del asesinado presidente de Haití, regresó el sábado a Puerto Príncipe para asistir a los funerales de su marido, informó el gobierno. Herida en el ataque a balazos que acabó con la vida del mandatario Jovenel Möise en su casa la madrugada del 7 de julio, ella había sido evacuada a un hospital en Miami (Estados Unidos).

Con su brazo derecho en un cabestrillo y usando un chaleco antibalas, Martine Möise, de 47 años, fue recibida en el aeropuerto de Puerto Príncipe por el primer ministro interino, Claude Joseph, dijo en Twitter el secretario de Estado para las comunicaciones, Frantz Exantus.

“La primera dama (…) acaba de llegar a Haití para participar en los preparativos del funeral de Estado” de su difunto esposo, escribió Exantus, y publicó fotografías de Martine Möise desembarcando de un avión privado acompañada de varios agentes de seguridad. Los servicios fúnebres se llevarán a cabo el 23 de julio en Cap-Haitien, una ciudad histórica en el norte de Haití.

Möise, de 53 años, fue asesinado por un escuadrón compuesto en su mayoría por mercenarios colombianos, pero muchos de los detalles que rodearon el ataque siguen siendo un misterio.

El día antes del regreso de la viuda de Möise, Joseph prometió que se hará justicia por el magnicidio. El jefe de policía Leon Charles dijo en rueda de prensa el viernes que las autoridades haitianas “trabajan con agencias internacionales especializadas en investigaciones judiciales, como el FBI de Estados Unidos, Interpol y otros organismos que están en el terreno para analizar todas las pruebas y rastrear a los autores intelectuales del asesinato”.