Como cada años, integrantes de la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM), llevaron a cabo el pasado viernes su marcha anual para exigir a las autoridades de gobierno para que se otorguen más apoyos y recursos a las normales rurales, las cuales se encuentran en una situación crítica, al grado que muchas de éstas podrían desaparecer.

La movilización se originó en el Ángel de la Independencia, y se dirigieron a la Dirección General de Educación Superior para Profesionales de la Educación (DGESPE), de la Secretaría de Educación Pública, donde alumnos y personal  de 17 escuelas normales manifestaron que hasta ahora no han recibido el respaldo que esperaban por parte del actual gobierno.

“Esta es una situación crítica para las normales rurales. Andrés Manuel López Obrador nos decía que iba a haber apoyo para nosotros, pero en este tiempo no hemos visto nada. Cambian los gobiernos, cambian los partidos, pero no vemos ningún avance”, denunció un estudiante de la FECSM.

De acuerdo con el estudiante, distintos planteles experimentan un escenario difícil dentro de los que se encuentran los planteles de Teteles, Puebla; Mactumactzá, Chiapas; El Quinto, Sonora, y El Cedral, San Luis Potosí, entre otros, los cuales podrían cerrar sus puertas definitivamente.

Por último, cabe destacar que una de las principales demandas de los manifestantes fue la libertad absoluta e incondicional de cerca de 70 alumnos de la escuela normal de Teteles y 95 de Mactumactzá, quienes se encuentran en detención.