Medidas más flexibles para el embarque aéreo internacional

El próximo jueves 15 de julio del año en curso, el Comité de Emergencias del Reglamento Sanitario Internacional COVID-19 de la OMS, presentará la guía recomienda un “enfoque basado en el riesgo” para implementar medidas relacionadas con COVID-19, con la finalidad de que los viajes aéreos internacionales se puedan reanudar.

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) solicitó a los estados que sigan las nuevas pautas sobre viajes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), específicamente sus recomendaciones para los gobiernos se basan en los siguientes estatutos:

  1. No requiera prueba de vacunación COVID-19 como condición obligatoria para la entrada o salida.
  2. Eliminar medidas como pruebas y / o requisitos de cuarentena para los viajeros que estén completamente vacunados o hayan tenido una infección previa confirmada por COVID-19 en los últimos seis meses.
  3. Garantizar vías alternativas para las personas no vacunadas mediante pruebas para que puedan viajar internacionalmente. La OMS recomienda las pruebas rRT-PCR o las pruebas de diagnóstico rápido de detección de antígenos (Ag-RDT) para este propósito.
  4. Solo implemente medidas de prueba y / o cuarentena para los viajeros internacionales “de una manera basada en el riesgo” con políticas sobre pruebas y cuarentena revisadas periódicamente para garantizar que se levanten cuando ya no sean necesarias.

Según Willie Walsh, Director General de IATA, estas se basan en el riesgo y de sentido común, si las siguen los estados, permitirán que se reanuden los viajes aéreos internacionales al tiempo que se minimiza la posibilidad de importar COVID-19. Como señala la OMS, y como lo demuestran los últimos datos de pruebas del Reino Unido, los viajeros internacionales no son un grupo de alto riesgo en términos de COVID-19. De 1,65 millones de pruebas realizadas a los pasajeros internacionales que llegan al Reino Unido desde febrero, solo el 1,4% dieron positivo para COVID-19. Ya es hora de que los gobiernos incorporen datos en el proceso de toma de decisiones basado en el riesgo para reabrir fronteras.

La OMS también pidió a los estados que comuniquen “de manera oportuna y adecuada” cualquier cambio en las medidas y requisitos internacionales relacionados con la salud. “Los consumidores enfrentan un laberinto de reglas de entrada fronterizas confusas, descoordinadas y que cambian rápidamente que los desalientan de viajar, causando dificultades económicas a los empleados en el sector de viajes y turismo. Según nuestra última encuesta de pasajeros, el 70% de los viajeros recientes pensó que las reglas eran un desafío para entender ”, dijo Walsh.

Para finalizar la OMS alentó a los estados a buscar acuerdos bilaterales, multilaterales y regionales, particularmente entre países vecinos, “con el objetivo de facilitar la recuperación de actividades socioeconómicas clave”, incluido el turismo, para el cual los viajes internacionales juegan un papel vital.

“La pandemia ha puesto en riesgo más de 46 millones de puestos de trabajo, normalmente apoyados por la aviación. Al incorporar estas últimas recomendaciones de la OMS en sus estrategias de apertura de fronteras, los estados pueden comenzar a revertir el daño económico de los últimos 18 meses y poner al mundo en el camino de la recuperación ”, indicó Walsh.