Recientemente se ha entregado la resolución sobre el caso del colegio Enrique Rébsamen, el cual colapsó durante el sismo del 19 de Septiembre de 2017. posterior a realizar los peritajes correspondientes, se descubrió que el edificio contaba con diversas fallas y anomalías estructurales, las cuales comprometieron la estabilidad de la obra y su resistencia sísmica.

Es por esa razón, que los padres de familia que perdieron a sus hijos o sufrieron diversos daños derivado del colapso de este colegio, interpusieron una demanda en conjunto para que se hiciera justicia en este caso.

Tras los acontecimientos antes mencionados, Un juez del Tribunal Superior de Justicia dictó una condena de 208 años de prisión en contra de Juan Mario Velarde, fungió como director de obra en el edificio. Así mismo, se destacó que el acusado deberá pagar una indemnización de 377 mil 450 pesos por cada una de las víctimas, aunado a lo anterior se destacó que la sentencia en prisión será de 208 años.

Por otra parte, cabe destacar que la parte demandante solicitó un apena de 270 años de cárcel, y al no ser otorgada se ha informado que se buscará apelar para que se aplique el máximo peso de la ley. De igual forma, es necesario recordar que el pago de los daños está considerado a 26 fallecidos, los cuales equivalen a 19 niños y 7 adultos.

Finalmente, en su comunicado oficial la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México reportó lo siguiente.

Tras las investigaciones de la FGJCDMX, “se estableció que la edificación contaba con negligencias estructurales y documentales en su construcción”.

“Las indagatorias llevaron a solicitar una orden de aprehensión contra Juan Mario Velarde, toda vez que en 2014, al desempeñarse como Director Responsable de Obra (DRO), emitió visto bueno de seguridad y operación que incluía la constancia de seguridad estructural, indicando que se realizaron pruebas de carga a la estructura, misma que es rechazada por la Delegación por no presentar los resultados de las pruebas de carga”.

“Tras lo anterior, habría emitido nueva constancia de seguridad estructural, afirmando que el sistema estructural del colegio era idóneo para resistir las fuerzas estáticas y sísmicas. Además, pudo haber reportado remozamiento de pisos y paredes, cuando en realidad se concluyó el cuarto nivel, teniendo éste y el tercer nivel acabados de lujo”.

“Dichas negligencias contribuyeron en el colapso del Colegio Rébsamen, por lo que la FGJCDMX solicitó el mandamiento judicial contra Juan Mario Velarde, quien fue aprehendido por agentes de la PDI y de la SSC el 22 de julio de 2018, tras localizarlo en el estado de Querétaro. Posteriormente, fue ingresado al Reclusorio Sur, donde comenzó su proceso por el hecho que se le imputó y donde enfrentará su condena”.