• La información pública evitará opacidad y negociaciones turbias con consorcios constructores, señaló el diputado federal electo.

Ante el anuncio de la rehabilitación del viaducto elevado de la Línea 12 del Metro, por parte de la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, las autoridades están obligadas a informar cuánto costará, cuáles son los procedimientos administrativos que se realizan, qué empresas constructoras participarán; pero sobre todo, conocer a detalle las causas que originaron el accidente y la sanción a los responsables, afirmó el diputado federal electo del PAN, Héctor Saúl Tellez Hernández.

Recordó que la también conocida como Línea Dorada, presentó irregularidades desde su construcción y posterior cierre temporal por errores en la obra, y que en su momento como diputado local de la entonces Asamblea Legislativa del Distrito Federal e integrante de la Comisión Especial investigadora de la Línea 12, solicitó en abril de 2014 sanciones penales y administrativas para los responsables.

“Desde su planeación y construcción durante la administración de Marcelo Ebrard como jefe de Gobierno, se denunciaron errores y omisiones que alertaban sobre un posible accidente; sin embargo, nada sucedió y fue hasta el 3 de mayo de este año cuando lamentablemente se desplomó un tramo del viaducto elevado, lo que cobró la vida a 26 personas y lesionó a más de 100. Por ello, el gobierno está obligado a transparentar todo este proceso de rehabilitación”, abundó.

Téllez Hernández explicó que si bien en días recientes Claudia Sheinbaum informó que el costo de la rehabilitación del tramo del viaducto elevado que se desplomó lo asumirá el empresario Carlos Slim, los peritajes y la investigación deben llegar a fondo y aplicar las sanciones administrativas y penales a los responsables de la falla que generó el lamentable accidente.

“Es necesario que la ciudadanía conozca a detalle cuáles fueron las causas, la ciudadanía merece transparencia total; sobre todo, los usuarios de esta Línea del Metro deben tener la certeza de que una vez que se reanude la operación de la misma, accederán a un servicio seguro y de calidad”, agregó.

Por ello insistió, debe establecerse un mecanismo como un foro o comité conformado por autoridades y ciudadanos para garantizar que la información fluya y evitar negociaciones en “lo oscurito”.

—O—