El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que no han encontrado comprador del avión presidencial, “Nos está costando venderlo”mencionó, y además,  reveló que en una reciente reunión que sostuvo con directivos de las aerolíneas Delta y Aeroméxico les ofreció el avión presidencial TP-01 para que pueda ser usado en traslados ejecutivos o a fiestas de matrimonio en el Caribe.

Al reconocer que “nos está costando trabajo venderlo”, el presidente Andrés Manuel López Obrador reveló que en una reciente reunión que tuvo con directivos de las aerolíneas Delta y Aeroméxico les ofreció el avión presidencial TP-01 para que pueda ser usado en traslados ejecutivos o a fiestas de matrimonio en el Caribe.

Durante una conferencia de prensa, el Titular del Ejecutivo justificó la dificultad de la venta del avión José María Morelos y Pavón, al señalar que es “Muy extravagante, lo hicieron a la medida, no es un avión hecho en serie, cuesta trabajo venderlo, nos está costando trabajo venderlo.”

“Estuvieron aquí, en Palacio, platicaron conmigo los de Delta, el directivo principal, los directivos de Aeroméxico, los del fondo de inversiones . Ahí aproveché también para ofrecerles el avión, porque podrían usarlo, que lo administre Aeroméxico, si lo deciden, y que lo puedan usar para viajes ejecutivos o fiestas, porque hay la costumbre de que hay matrimonios, o se casan en algún lugar, ¿no?, del Caribe… y va la familia y van invitados; bueno, pues para eso podría utilizarse.”

“Lo están pensando y, ahora que me están escuchando, a lo mejor lo van a pensar más”.