El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova sostuvo que a partir de los resultados y la organización de los pasados comicios, no es necesaria una nueva reforma electoral y el país puede acudir a la elección presidencial de 2024 con las actuales reglas. En su caso, si se pretende impulsar cambios, se elabore en función de la historia reciente del país en donde sea obra colectiva y no se convierta en una regresión democrática.

Al participar en un foro organizado por la Asociación Nacional de Magistrados a Electorales, Córdova aseveró que hay voces que incluso pretenden terminar con el carácter autónomo de las autoridad se electorales para devolver la organización a la secretaria de Gobernación, cuando “de ahí venimos”. Aseveró que si la transición ha sido una obra colectiva durante los pasados 30 años por lo, que conmino a que las modificaciones involucren las diversas posturas sociales.

Córdova aseveró que cualquier reforma electoral debe realizarse con el máximo consenso posible, no por una simple mayoría que la apruebe. Ya ha habido experiencias recientes que por una reforma no consensuada se generaron condiciones que derivaron en cuestionamientos al momento de su instrumentación en una elección.