• El Gobierno de la Ciudad de México publicó las reglas que reducen los tiempos para la transición: UNACDMX.
  • Alcaldes electos consideran que reducir los tiempos afectan la transparencia en el proceso de transición, la cual requiere de tiempo y voluntad de colaboración.
  • Estamos comprometidos con la ciudadanía que expresó con su voto el pasado seis de junio que quieren respeto a la ley y transparencia.

 

Los procedimientos de entrega-recepción de las alcaldías en la Ciudad de México están normados y por ello se debe considerar el cumplimiento de la ley para los mismos, consideraron los nueve integrantes de la UNACDMX quienes señalaron que las definiciones publicadas en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México, en donde marcan el primero de septiembre como la fecha para iniciar las transiciones, no fue consensuado.

 

Los alcaldes electos de la UNACDMX consideran que, a pesar de que el proceso electoral establece plazos para el desahogo de pruebas, esa no es razón para frenar los procesos de transición y mucho menos cuando los márgenes de diferencia en los resultados electorales fueron tan amplios.

 

Para el proceso de entrega recepción la ley establece, en su artículo 16, que una vez que hayan sido reconocidos legalmente los alcaldes electos, al recibir su constancia de mayoría, deberán de iniciar la transferencia de documentos e información hasta firmar el acta administrativa de entrega recepción correspondiente, por lo que ningún lineamiento o acuerdo establecido podrá estar por encima de lo que marca dicha ley.

 

Es importante destacar que los procesos de entrega-recepción deben estar al margen de consideraciones políticas o partidistas, aunado a que seguir con los procedimientos, abona a dar certeza a la ciudadanía que se mantiene pendiente de las transiciones.

 

“Estamos comprometidos con la ciudadanía que expresó con su voto el pasado seis de junio que quieren respeto a la ley y transparencia. Expresamos nuestro desconcierto ante la reducción de los plazos establecidos para hacer un proceso de transición ordenado y transparente para los gobiernos de las alcaldías”, manifestaron los alcaldes electos de la UNACDMX.

 

El proceso de entrega-recepción debe iniciar a partir de que las autoridades entrantes están legalmente reconocidas, como ya sucedió mediante la entrega de las constancias de mayoría a los alcaldes electos por parte del Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM), y así está establecido por los lineamientos emitidos por la Contraloría de la Ciudad de México.

 

La dinámica de la actividad administrativa es de tal complejidad en la Ciudad de México que requiere atenderse con tiempo, con transparencia y en un ambiente de colaboración entre las administraciones entrantes y salientes para beneficio de la ciudadanía.  El Gobierno de la Ciudad está obligado a demostrar su compromiso con la legalidad y la transparencia, y facilitar la labor de los Alcaldes electos, pues de lo contrario los únicos afectados son los ciudadanos.

 

Por lo anterior, los alcaldes electos exigen que se respete la ley y se brinden las facilidades y el tiempo suficiente para realizar un proceso de entrega-recepción de manera ordenada.

 

La modificación de fechas del periodo de transición reflejan falta de compromiso con la rendición de cuentas, de responsabilidad administrativa y de respeto a la voluntad que la mayoría de los ciudadanos expresaron en las urnas.

 

La Unión de Alcaldes se encuentra integrada por Lía Limón de Álvaro Obregón; Margarita Saldaña, Azcapotzalco; Sandra Cuevas, Cuauhtémoc; Alfa González, Tlalpan, Giovani Gutiérrez, Coyoacán, Santiago Taboada, Benito Juárez; Adrián Rubalcava, Cuajimalpa; Mauricio Tabe, Miguel Hidalgo; y Luis Gerardo Quijano de La Magdalena Contreras.