Durante el día lunes fue detenido en Querétaro el presunto asesino de Athos y Tango, los dos perritos rescatistas que fueron envenenados, los cuales murieron el 13 de junio de este año.

A través de su cuenta de Twitter la fiscalía informó sobre el cumplimiento de una orden de aprehensión en contra del hombre señalado por cometer dicho delito.

Cabe señalar que los dos caninos formaban parte del equipo de rescatistas en el estado de Querétaro; uno de ellos tenía certificación internacional y participó en búsqueda de personas en Guatemala, sismos en la Ciudad de México y Oaxaca, así como en presas y ríos.