Las autoridades sanitarias ya no pudieron ocultar más lo que los números reflejaban: que el país registra una tercera ola de covid-19 y la primera del año, aunque con menos niveles en hospitalizaciones y mortandad que las dos primeras.

En la conferencia mañanera, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell admitió un incremento de 22% de la epidemia, pero que, gracias a la vacunación, no han aumentado a ese ritmo las hospitalizaciones y las defunciones.

“Se ve la curva clara aumentando 22%, en la comparación de la semana 25 con la 24. Sin embargo, las defunciones no están aumentando a esa velocidad. Éste es el mensaje principal, tenemos una situación en donde hay un repunte, pero afortunadamente, por la vacunación, no aumentan ni las defunciones ni las hospitalizaciones en esa velocidad”, dijo.

Dijo que las vacunas disponibles contra el coronavirus tienen como su efecto principal el reducir la probabilidad de que una persona aún infectada se pueda agravar.

Por su parte, Jorge Alcocer Varela, secretario de Salud, informó que México lleva 37% de toda la población mayor de 18 años vacunada contra covid-19.