Niños con cáncer y papás maquinan golpe de estado

*Según López Gatell, los enfermitos pretenden derrocar el mal gobierno

¡¡Hugo López Gatell no tiene madre!!

El Artículo 4º de la Ley Federal de Salud, emanado de la Constitución Política Mexicana, que protestó cumplir y hacer cumplir, el Coordinador Nacional de México (porque no gobierna), Andrés Manuel López Obrador, dice textual “toda persona tiene derecho al acceso y a la protección de la salud, con la garantía de recibir el suministro básico de medicamentos”.

Es Ley, obligación, incondicional, humano, urgente y necesario acatar, pero… para López Obrador, Hugo López Gatell, Jorge Alcocer; (en su tiempo) Irma Eréndira Sandoval (SFP), Cámara de Diputados, Suprema Corte de Justicia de la Nación, Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), es letra muerta, no les importa, omisión, negligencia, indiferencia (son delitos federales) A la Transformación de 4ª (léase Andrés Manuel) no le interesa la salud, calidad de vida, seguridad, bienestar de los niños con cáncer y sus familias, pues por más de 660 días (2 años 2 meses) han ignorado la angustia, dolor, enfermedad, de angelitos y familiares, en aras de ahorrar dinero de su pinche austeridad republicana, que sólo recursos aparta para sus obras faraónicas (Tren Maya, Refinería Dos Bocas, Central Avionera de Santa Lucía) y gastos compra/votos, conciencias, lealtades ciegas para la elección del 6 de junio pasado.

Para eso no escatima, ni escatimará. Por ello no voltean (ni Jorge Alcocer, López Gatell, la Legislatura Federal, etc.) hacia los hospitales infantiles, ni de especialidades, en donde han muerto pequeñitos que tenían esperanza de vivir, triunfar, ser superhéroes, amar y ser amados por sus familiares. Eso no importa a los ineptos, inútiles, insensibles burócratas del “gobierno de la esperanza” porque así lo decide su mesías, su pastor, la larva mayor de la T4a.

La lastimosa indiferencia hacia el dolor humano, por no suministrar los oncológicos necesarios, habla de la miseria de alma, espíritu, humana, mental y sentimental de un gobierno que llegó al poder por revanchismo, venganza, para robar y corromper las estructuras de la administración pública federal y estatal.

López Obrador ganó a la buena, con más de 30 millones de votos (hito en la historia de México). Lo hizo con el único objetivo de cobrar venganza por sus fracasos. Desde sus inicios en el PRI de donde emanó, siempre fue segundón, rémora que buscaba acomodarse con el fuerte para sacar provecho de la posición. Al ser minimizado siempre, absorbió rencor, maldituría, amargura, frustraciones; por ello su anafilaxia quemando pozos petroleros, marchas, bloqueos, plantones prolongados (Paseo de la Reforma, Zócalo del DF) toma de instalaciones, de carreteras, vías principales, etc.

No asumió el poder el 1 de diciembre de 2018 para gobernar. No. Protestó como mandatario para cobrar venganzas, ipso facto dañó a miles de burócratas a quienes despojó de su empleo; lastimó y obligó a las madres trabajadores de gobierno a renunciar a su trabajo cuando retiró la prestación de guarderías infantiles. Y lo más inhumano, desde hace 660 días y contando, retiró a los niños con cáncer la medicación oncológica prioritaria y la quimioterapia a pequeños en tratamiento, lo que provoca que a dos años 7 meses de gobierno, a López Obrado se le han muerto 1600 inocentes, al violar (suspensión) los protocolos de salud (desacato al Art. 4º de la Ley Federal de Salud) pese a que en 7 ocasiones ha ofrecido (mentira) suministrar las 39 claves de medicamentos para la atención de los niños con esta enfermedad.

No sólo son los mil 600 pequeños, directamente afectados, sino que a nivel nacional existen 20 mil personitas con el padecimiento que de una u otra manera son ignorados.

Estas cifras, López Obrador y López Gatell, no son inventadas o “sacadas de la manga”, sino información proporcionada por la Asociación de Padres de Familia con Niños Enfermos AC, y la Organización Trabajando por tu Salud.

El presidente de la APFNE, Omar Hernández, detalló que tienen lista una Iniciativa Ciudadana, que entregarán a la LXV Legislatura de la Cámara de Diputados, que inicia funciones el 1 de septiembre de 2021, que garantizará de forma integral los tratamientos de niños y niñas, para que esta desatención (valemadrismo, lo digo yo) no se repita.

Israel Rivas, padre de Dhana, una pequeña de 6 años que padece leucemia linfoblástica aguda, y vocero del Movimiento Nacional por la Salud, informó que existen 300 niños amparados ante la ley como estrategia jurídica. Han presentado ante la FGR 6 demandas penales contra funcionarios públicos, entre ellos Andrés Manuel López Obrador, Hugo López Gatell, Jorge Alcocer, Zoé Robledo (IMSS), Juan Antonio Ferrer Aguilar (INSABI) y otros, por negligencia, omisión, responsabilidad pública y lo que resulte. Por apatía, desinterés y falta de suministros oncológicos en la atención de sus hijos.

Perversa, miserable, infame, vil, malvada actitud de los López (Andrés y Hugo) que politizan y menospreciar la reacción de los páteres familia, al llevar el tema a una discusión oprobiosa, como el caso -hace unos días- de Hugo López Gatell, que, en una mal intencionada, tendenciosa, proterviosa entrevista en Canal 22 (televisión oficial de la T4a) acusó a los papás y a los niños enfermos de “maquinar” un golpe de estado contra el gobierno de López Obrador (sí, leyó bien, López Gatell acusa de compló contra su Jefe)

Dejo testimonio textual de lo dicho por el sin madre, en ese espacio televisivo dedicado a la cultura y el arte, pero que el Clan López, convirtió en tribuna para denostar:

se agarraron de bandera algo que esencialmente es muy sensible, que es la niñez y el cáncer, que irremediablemente, es una enfermedad que está asociada con dolor humano y sufrimiento. Cualquiera de la ciudadanía que quisiere tener una constatación rápida de esta pregunta: ¿por qué si los niños de México no tienen medicamentos?

Los niños que padecen cáncer ¿por qué sólo vemos a 20 personas haciendo manifestaciones, cerrando el aeropuerto? son las mismas 20 personas desde que empezó el sexenio.

“Entonces ahí es donde uno empieza a darse cuenta que son grupos fomentados, fabricados; desconozco si están en una nómina o les dan otro tipo de prebendas… quizá los medicamentos, ¡¡que nunca han escaseado!! Woow, estúpida mentira. Infame sujeto.

Y siguió. “Este tipo de generación de narrativas de golpe, a veces se ha conectado en América Latina con golpe-golpe, golpe de Estado (el imbécil se atrevió a mencionar esta barbaridad)”

Encarrerado en sus torpezas, López Gatell, no paró “Esta idea de NIÑOS CON CÁNCER que no tienen medicamentos cada vez la vemos posicionada como parte de una campaña más allá del país, de los grupos de derecha internacionales que están buscando esta ola de simpatía en la ciudadanía mexicana YA CON UNA VISIÓN CASI GOLPISTA

¡Creíble! viniendo de la voz de un desquiciado adorador de López Obrador, que en su perversa mente imagina que cientos de niños con cáncer (postrados o en tratamiento) y sus padres, maquinan derrocar el gobierno (fallido, eso sí) de Andrés Manuel, ¿cómo para qué?, ¿por qué? Ufffff, si no lo hubiera escuchado, visto, transcrito y leído, no lo creería, pero… es real, así lo dijo y así lo asentí.

A ver señor Gato él, perdón Gatell, esto lo señaló la madre de un pequeño de 12 años con cáncer en la sangre “la verdad es triste verlo cómo sufre, como se consume su vida, y la verdad no tengo dinero para su tratamiento completo” (El Artículo 4º de la Ley Federal de Salud, obliga al Estado a atender y medicar al enfermo de forma gratuita) La T4a es omisa.

Mientras cientos, miles de inocentes angelitos sufren, mueren, se consumen sin ser escuchados y atendidos, López Obrador sigue gastando miles de millones de peso en tres obras inútiles, inoperantes, innecesarias. Pero su vanidad, soberbia, egolatría están por encima de los asuntos prioritarios del país, como salud, seguridad, educación, empleo, combate a la pobreza, a la delincuencia organizada, a ofrecer mejor calidad de vida a más de 130 millones de mexicanos.

Mientras fanfarronea cada mañanera en Palacio Nacional, sus más de 49 mil mentiras (90 veces al día desde su atril), en algún hospital infantil mueren en ese lapso 3 pequeños por falta de medicación y/o quimioterapia. Y no es por falta de dinero, no. Hay suficiente lo dice la Secretaría de Haciendo y el propio mentiroso de Palacio.

La desatención es por venganza. Para eso quería el poder… López odia a los mexicanos.

 

*Miembro de los Grupos Editoriales Digitales mexiconuevaera.com, revistaperfiles.org, pausa.mx, cadenapolitica.com, revistapeninsular.com.mx, el influyente.mx