Soldados de la Secretaría de la Defensa Nacional acondicionaron un jardín de niños que iba a ser demolido para dar inicio al proyecto, “Los Perritos de Santa Lucía”.

Efectivos de la base aérea abrieron un albergue para perros abandonados donde ahora tienen 58 canes, entre adultos y cachorros que son atendidos por una médico veterinaria, alimentados y cuidados por el personal del Ejército mexicano.

El refugio fue creado hace más de medio año, pues debido a las obras de construcción del aeropuerto internacional “General Felipe Ángeles”, muchos canes empezaron a deambular por el lugar, esto debido a que los trabajadores de esta obra empezaron a darles de comer.

Las personas que se encargan de cuidarlos mencionaron que en cuanto los perritos empezaron a recibir alimento por parte del personal que construye el nuevo aeropuerto, ellos se sintieron seguros y comenzaron a llegar más, por ello los soldados decidieron acondicionar el jardín de niños, mismo que hoy tiene una capacidad para 70 perritos.

Los perritos dentro del albergue cuentan con atención veterinaria, alimentación y convivencia con otros de sus pares.